Me despierto aún con el oído derecho taponado consecuencia de tener un bafle atronando al lado durante hora y cuarto. Los culpables, la formación de Chicago The Last Vegas y su adrenalítico r’n’r que nos trajeron por segunda vez a Barcelona. Con dos discos publicados y un EP que servía como excusa para la gira, The Last Vegas encabezan el resurgir del sleazy angelino, actualizando el sonido de grupos como L.A. Guns y con la imagen y actitud adecuada, estilo ’87.

Así que como en su anterior visita me los perdí, era esta una de las citas otoñales ineludible, a pesar de que octubre y noviembre se presenten imposibles en cuanto al ritmo de conciertos a seguir. Salieron tarde, como en los viejos tiempos, casi una hora después de lo previsto y desde el primer tema pusieron el minúsculo escenario del Monasterio patas arriba. Sonó lo mejor de su repertorio, crudo, sucio, agudo (You wanna know how to love sonó sin bajo, por rotura de cuerda), a veces ininteligible, pero la actitud del grupo y en especial de su frontman (una mezcla de Jagger, David Johansen y Vince Neil…con los ojos de loco de Javier Gurruchaga) sirvió para confirmar el dicho: sin temas sobresalientes (aunque buenos) pero con un directo a prueba de bombas, un grupo de rock puede hacerse grande. Y van por el camino. Tiempo al tiempo. En el bis, All the Way (abajo un video), versión de Queen (Tie your mother down) y muñeca hinchable ultrajada volando entre el público y el grupo. Goddamn fantastic!

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.