Young Heart Attack Rocks

Que en Austin, Texas, no es country todo lo que tiene un par de notas, lo demuestran los Young Heart Attack. Su pepinazo del 2004, Mouthful of love, fue toda una sorpresa: hard rock de primera, temas de tres minutos con gancho y de alto octanaje. Dos voces, chico-chica, para un debut impactante que se ha convertido ya en un pequeño clásico el cual, desde entonces, no he dejado de escuchar regularmente.

Parecían predestinados a convertirse en la nueva gran sensación del rock a poco que los hubiesen promocionado (su batería original procedía de los Fastball, así que algún contacto tendrían), pero la deserción de la sección rítmica los dejó tocados. Llegaron a girar por UK abriendo para Motörhead y creo que poco más, se separaron (¿no te recuerda esto a los Four Horsemen?). Los daba ya por muertos cuando hace un par de meses anuncian fechas españolas presentando nuevo disco. ¡Bieen! La2 del Apolo, poco más de 100 personas y una hora de concierto, escasa pero intensa. Me compré su nuevo trabajo Rock And Awe nada más entrar en la sala, aunque los comentarios de mis amigos no eran muy alentadores (suanan a Roxette, son más comerciales, B-52’s…¡¡argh!!, no sé qué pensar…). Pero mis temores se disiparon con el primer tema, que creo que fue el propio Mouthful of love.

Fueron combinando material de sus dos discos y salvo porque varios de los temas nuevos tienen un tempo más bailable, tampoco se notó la diferencia. Chris Hodge (guitarra y vocalista) y Frenchie Smith (guitarra solista) son un torbellino sobre el escenario, a pesar de lo cual no puedes evitar centrar tu mirada en Jennifer Stephens: canta bien, tiene carisma y presencia y, para qué obviarlo, la rubia está de muerte. Un único bis -tras el cual pillé la baqueta, hacía tiempo que no llegaba hasta mi ni una misera púa – y, al finalizar el concierto, nos fuimos a cenar al bar de los surtidores que está en la esquina (aún no sé cómo se llama el garito). Estuve charlando con un par de foreros desconocidos hasta entonces (a pesar de que por lo que nos contamos, habremos coincidido en casi todos los conciertos rockeros de los últimos 20 años) y cuando ya casi nos íbamos, aparecieron los YHA. Fotos y firmas y a disfrutar de sus discos durante unas semanas más. Qué vuelvan pronto y no los dejes escapar. Y sobre Rock And Awe, hoy, después ya de un par de escuchas, afirmo que es un buen disco y muy rockero, con algunos hits que deberían sonar en las FM, aunque en conjunto no es tan imediato como su debut.

5 Comments

  1. Ooooh yeaaah!!! sta gente son la hostia. Ojalá vinieran pal sur aunke lo veo crudo xq aki no viene nadie. Recuerdo tb cuando me piyé su primer disco despues de leer una critica en el Popular1. Me hice con él al mismo tiempo que con el We Sweet Blood de Danko Jones y estuve escuchando ambos discos durante meses.
    Hacen falta muchos grupos como Young Heart Attack, son como una patada en la boca para todos los que dicen que el Rock ha muerto.

  2. Iorbada: cuanta razón tienes. Pero lo del Rock ha muerto no deja de ser un tópico. Ni en sus dias más bajos (a principios de este siglo) han dejado de salir bandas con el espíritu adecuado. Danko Jones es tremendo en directo, me gusta más que en disco, aunque su material en estudio no es nada despreciable.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s