Runnin' down a dream (post actualizado y ampliado: remastered & expanded)

Finalizo ahora el visionado de la primera parte de Running Down a Dream, el documental que ha realizado Peter Bogdanovich con motivo de los 30 años de carrera de una de las bandas más imprescindibles de la historia, Tom Petty & the Heartbreakers, y en algunos momentos se me han puesto los pelos como escarpias.

Si bien, a pesar de estar magníficamente realizado y tener una generosa duración (4 horas), como documental no tiene nada especial, le falta en mi opinión la visión de fan, es todo muy aséptico, como los Behind the Music de la VH1. Pero ver a Petty explicando su propia historia, con esa chulería sureña, es toda una experiencia. Hay actuaciones increíbles en las que música e imagen subliman las ya de por si históricas canciones de TPHB, y resultan impagables los elogios de Eddie Vedder, Dave Ghrol (“tenía que haber una banda así”), Rick Rubin, George Harrison, Steve Nicks (“quería dejar a Fleetwood Mac y unirme a los Heartbreakers”) o el productor y actual capo de Interscope Geffen Jimmy Iovine (algún dia se merecerá este hombre un homenaje por lo que ha hecho: U2, Patti Smith, Dire Straits, Springsteen, NIN, TPHB). También las imágenes de la época Mudcrutch -la ilusión de unos colegas montando su banda en busca de fortuna hacia el oeste- son emocionantes, con Petty explicando la suerte que tiene porque dos de los mejores músicos (Mike Campbell y Benmont Tench) del mundo están junto a él en su banda.

La anécdota de la relación musical de Petty con Stevie Nicks tiene su gracia. Stevie Nicks era una de las artistas más importantes de América con Fleetwood Mac en la cúspide (Rumours en el 77 y Tusk en el 79 eran megaventas) y en cuanto TPHB empezaron a sonar y a despuntar, Nicks se encaprichó de aquél sonido y de sus autores. Como ella misma cuenta, le gustaban más los Heartbreakers que su propia banda, Fleetwood Mac, e imploraba a Petty que la dejase entrar en el grupo. Cierto es que ya en aquella época la chica iba farlopada hasta las cejas, y Petty aún no controlaba el tema, así que Petty no se dejó liar.

También resulta interesante el poder que Elvis y los Beatles ejercieron en el joven sureño. El tío de Tom trabajaba en el equipo de producción de una de las cutre-pelis que rodó Elvis, así que un dia se llevó al chaval a conocer al Rey. “Esta es mi familia y este es mi sobrino”, les presentó, y Elvis saludó con un “hey” y su gesto característico con la boca torcida. Petty adoraba el rocknroll y la música y las chicas le robaban todo su tiempo. Pero escuchaba rock simplemente como fan. Hasta que vio a los Beatles en el Ed Sullivan Show y aquello cambió su vida al instante: ahora ya sabía que quería ser músico.

Pero entre lo más sobresaliente,  la muestra del carácter outlaw de Tom Petty. Cuando Shelter records se vende a MCA, Petty se niega a no ser propietario de su música y demanda a la multinacional. El capo de Shelter, Danny Cordell le dice que sólo son negocios, que él sigue siendo su amigo, pero Petty no lo ve así; para él no hay una doble cara en esto, para él todo ello es una forma de vida. Ocurre todo ello durante la grabación de Damn the Torpedoes, y explica cómo cada noche, al acabar la sesión, el ingeniero se lleva las cintas a un lugar desconocido para que MCA no las reclame y Petty no tenga que mentir en los tribunales en caso que le pregunten por ello. Al final se sale con la suya y se queda con los derechos y la grabación, y encima consigue que MCA le distribuya el disco. Otra muestra, cuando aprovechando la salida de Hard promises (1981) la industria pretende incrementar el precio del vinilo a $9,98 y Petty se planta: no en mi disco. Y se mantuvieron los precios vigentes durante casi un año.

Una curiosidad que he encontrado en YouTube: Peter Bogdanovich, mítico director de The Last Picture Show, y autor del documental de TPHB, en una conferencia de prensa con motivo del lanzamiento del DVD.

Con esta actuación es como descubrí a Tom Petty: con AXl Rose interpretando ese temazo más grande que la vida, que es FreeFallin’

12 Comments

  1. Que recuerdos del “Damn the torpedoes” en el vinilo de mi abuela … Y que pena que no aceptara a la Nicks, lo que podría haber salido de ahí.

    Voy a buscarlo a ver si lo puedo bajar, gracias por la sugerencia

  2. Vogel, esta semana espero pillarme el de Mudcrutch. ¿Ha salido ya aquí? Los temas que suenan en el film son fantásticos y leo en la web de Petty que la Rolling Stone lo ha considerado un clásico instantáneo.

  3. Yo descubrí a Petty algo tarde, hacia 1990, gracias a una actuación de Axl Rose junto a Petty interpretando FreeFallin’. Aquello me tumbó de espaldas. Escuchados todos a fondo e innumerables ocasiones, afirmo que Damn the torpedoes es mi favorito, una maravilla. Aunque el primero, Wildflower, Echo y el propio de FreeFallin’ le siguen de cerca.

  4. En el link tienes fragmentos de 30 segundos de media docena de canciones. ¡Atencion al Lover of the bayou! En ref. a Crystal River no le hace justicia. Es la intro. Instrumental (no se porque pero me recuerda a la Allman Bros) y no deja desarrollar el tema (que he oído en otro sitio)

    http://tinyurl.com/3wtdr8

  5. A mi me parece un documental además de muy bien realizado muy sencillo y entrañable y ahí radica su encanto, no crees?. Creo que Petty no pudo elegir a alguien más adecuado que Bogdanovich para dirigir este documental. Y el concierto que incluye el dvd es antológico.

    Saludos.

  6. JimGarry: La verdad es que cuando escucho a Petty se me saltan las lagrimillas. ¡Cómo es posible que componga semejantes melodías? Sólo los Beatles son melodícamente más grandes. He visto (en DVD) varios conciertos de Petty y este es sin duda grandísimo, aunque los 20 primeros minutos Petty está como flotando con el ambiente (iría colocado?) y no acaba de pillar el punto. Se recrea con su propia presencia y entre tema y tema hay demasiado espacio. Pero a partir de las versiones, aquello ya es otra cosa. El documental, cierto es entrañable, y no soy yo quien vaya a quejarme por tener este material a nuestra disposición, pero me hubiese gustado algo un pelín distinto, no tan al uso.

  7. Hi Rocks, yo creo que Petty tiene una facilidad pasmosa para crear grandes melodías. Lo situo al ladito de los Beatles y de los Jayhawks, Byrds, Young o Beach Boys en ese terreno y además tiene contundencia. Es un tipo que auna rock y pop con maestría. A ver si me llega de una jodida vez el disco que ha grabado con Mudcrutch.

    Saludos.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s