Obama

El fenómeno Obama ya es mucho más que eso. El senador por Illinois, Barack Obama ha vencido ya oficialmente en las primarias de los Demócratas de los USA y en la próxima convención del partido debe ser proclamado oficialmente candidado a la presidencia de su país. Sí, es joven, es negro (ok, afroamericano en lenguaje políticamente correcto) y promete un cambio profundo en las políticas del país y en la forma de hacerla.

Pero tiene difícil ser presidente, no nos engañemos. La larga historia de estas primarias ha dejado las arcas del candidato vacías -aunque recaudará más, seguro- y encima a los suyos exhaustos y divididos. El 60% de los partidarios de Hillary Clinton dicen que antes votarían por el republicano McCain que por Obama; el 40% de los de Obama, que no votarían por Hillary (ojo, tampoco dicen que lo harían por el McCain. Por ello ahora se trabaja para un doble cartel, con Obama como candidato a presidente y Hillary de vicepresidenta… posibilidad que ahora parece ser que ella misma reclama cuando hace unos meses decía que ni de coña. Pero visto como funciona esto en la política americana, allí lo de Presidente y Vicepresidente no suele ser un duo bien avenido, sino una opción de compromiso para integrar a candidaturas rivales. De lo cual luego resulta que se van apuñalando internamente.

Sobre todo ello, se cuentan cosas interesantes.  El New York Times, en su blog político, transcribe parte de una entrevista que le han hecho a Obama en la CNN en la cual dice que no piensa precipitarse en la elección de vicepresidente y para ello ha nombrado una comisión de 3 miembros, para seleccionar candidato. Pero Hillary, que ya va reconociendo la derrota, no está dispuesta a apartarse a un lado, visto que en las últimas semanas se ha llevado más Estados y más delegados. El Washington Post resume muy bien la campaña de Clinton, enfocando el tema en sus errores iniciales. El influyente Financial Times no ve claro el tándem, pues las promesas de Obama de cambiar el modo de hacer política quedarían en entredicho con Hillary de segunda. Finalmente, El regreso de la pasión política, de Lluís Bassets hoy en El País, da cuenta de cómo el sistema de primarias americano ha devuelto la política a la sociedad.

De aquí a noviembre, fecha de las elecciones, habrá que seguir esto con mayor atención si cabe, porque muchas cosas pueden cambiar en el escenario global si Obama ganase las elecciones… y se comporta según ha lo dicho y hecho hasta ahora.

3 Comments

  1. No te quepa la menor duda de que Obama será el proximo presidente USA. Es lo que toca. Después de tantos años viendo a USA (políticamente hablando) como “el enemigo”, ahora tienen que dar la imagen de “no somos tan malos”. Ya sabes, el candidato demócrata se decidía entre “una mujer y un negro”, lo nunca visto, todo un “simbolo de modernidad social” . Los republicanos, con ese abuelo como candidato no tienen nada que hacer. No nos engañemos, a los verdaderos “masters of puppets” (grandioso disco, por cierto) no los conoceremos nunca, aunque cada vez los intuímos más. Los presidentes son la imagen, los verdaderos manejahilos están ocultos. Keep on rockin’ in a free world!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s