La urna y la caja registradora

Decía Fontenelle que el pensamiento humano está fundado sobre dos cosas, “la curiosidad del espíritu y la miopía de los ojos”. La miopía de los ojos es el efecto deformante que las ideas recibidas y las hegemonías culturales producen en cada momento sobre nuestras miradas. La miopía deja fuera del campo de visión ciertos elementos que pueden ser extremadamente importantes para explicar un fenómeno o una situación determinada, pero que podrían perturbar la composición oficial que de la sociedad se nos ofrece, fruto de las relaciones de fuerzas. Por eso es tan importante cambiar el punto de vista sobre las cosas. Encarar los fenómenos desde perspectivas distintas. Poner en cuestión todo aquello que se da por adquirido. Creer el hábito de la sospecha debería ser uno de los objetivos principales de la educación si realmente se quiere formar a ciudadanos libres y autónomos”.

Así empieza uno de esos indispensables artículos con los que ocasionalmente nos sorprenden los periodicos. El artículo ha sido publicado en El País el 29.07.2008 por Josep Ramoneda. Léelo entero.

Y otro más que interesante del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol, en La Vanguardia también del 29.07.2008. Clicka y lee.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s