The Jayhawks: ¡qué grupo! (1)

Descubrí a los Jayhawks hace unos 15 años, en casa de Eloy. Él intentaba aprender  y yo intentaba enseñarle a tocar la guitarra; algo así como ‘no me chilles que no te veo’. En un receso (uno de los muchos) Eloy me sacó un par de novedades que se acababa de agenciar: The Jayhawks (Blue Earth, si mal no recuerdo) y uno de los Raunch Hands. Interesante. A las pocas semanas nos olvidamos de aquellas clases de guitarra y yo de los Jayhawks.

No fue hasta 1995 cuando una crítica en la sección de discos del Popular1 (¿fue tuya, Marc?) nos descubría (o re-descubría, en mi caso) a un grupo de Minneapolis llamado  The Jayhawks. Country rock a dos voces, ¡qué voces!, ¡qué canciones!, la fusión perfecta entre los Beatles y los Byrds. Tomorrow the Green Grass (1995) era la maravilla y desde aquel año se conviertieron en el mejor grupo de country rock que jamás he escuchado y en uno de mis grupos favoritos. Poco después nos enteramos que Mark Olson dejaba el grupo para instalarse con su mujer Victoria Williams en el desierto californiano e iniciar carrera en solitario, ante lo cual muchos pensamos que sin él, Gary Louris no llevaría a la banda adelante. Craso error. Aún vendrían tres inmenos discos en estudio (Sound of Lies, Smile y el magistral Rainy Day Music) y, lo impensable: varias giras por España a partir del 2001.

Fueron los del Mondo Sonoro, quienes para celebrar su quinto aniversario se embarcaron en la aventura de traerse al grupo. Nosotros pellizcándonos, pero más aún los Jayhawks ante la reacción que aquí encontraron.  Desde entonces, una comunión fuera de lo normal entre ellos y el publico español, conciertos memorables de dos horascon giras de varias ciudades, tres o cuatro visitas durante la primera mitad de la presente década, e incluso la edición de un tema especialmente compuesto para la gente del Mondo, Fools on parade. Entre todas aquellas visitas, tuve la oportunidad de verlos 7 veces en varios lugares (Barcelona, Zaragoza, Valencia…), y recuerdo especialmente (y no soy el único) la que dieron en el pequeño Cotton Club de Lleida el 26 de octubre de 2001: sin dudarlo, uno de los cinco conciertos de mi vida.

En esos tiempos, Louris capitaneaba con muchísimo acierto el barco con un rumbo algo más pop que en sus discos clásicos de los 90’s, con Marc Pearlman y Keith Jarrett Johnson como escuderos de lujo, y permitiendo que el bateria Tim O’Regan se revelara como un tipo indispensable en el grupo; sin Olson, él se hizo suyas las segundas voces de forma magistral. También, visualmente, la vibrante Jen Gunderman ayudaba lo suyo. Y los conciertos españoles se conviertieron en auténticas fiestas, con el público cantando las letras como si nos fuese la vida en ello y el grupo, entregado, alternando setlists distintos cada noche y, tengo la impresión, de que sabiéndose lo buenos que eran… especialmente Gary Louris.

En una de aquellas ocasiones, le pregunté a Louris por qué no tocaban Miss Williams’ Guitar y Ten Little Kids (dos de sus mejores temas, ambos de Tomorrow the Green Grass) y me dijo que no se encontraba cómodo interpretando esos temas de Mark Olson. Se apreciaba un gran distanciamiento entre ambos que, con los años empezó a remitir.

Así, empezaron a sonar los rumores de reunión entre ambos hasta que hace un par de años empezaron a dejarse ver juntos en algunos conciertos, eso sí, sin el nombre de The Jayhawks de por medio. Se nos hacía la boca agua. Se embarcan en la grabación de un disco conjunto (Ready for the flood, recién editado) y, de forma casi sorprendente, en la primavera del 2008 se empieza a rumorear-y Gary Louris confirma en su blog- que The Jayhawks, con Mark Olson y Karen Grotberg en la banda (la formación que grabó el ya mítico Tomorrow), se reunirán en el Azkena Rock Festival para un único concierto en todo el mundo. ¡Uauuuuhhhhh!  [Continuará]

4 Comments

  1. qué se puede decir de tu post. pues que suscribo todo lo que apuntas. inmenso, muy grandes, una lástima no haberlos visto en Azkena. He visto a los Jayhawks tres veces. En un concierto en el Fnac de Diagonal, el concierto del Mondo y luego en la desparecida sala la Boite (hoy Zacarías) en formato acústico tocando el Rainy Days con Gary Louris tirándome el aliento (estaba en primera fila). Luego he visto a Gary en solitario con Kraig Jarret Johnson un par de veces sin ser lo mismo pero disfrutando igual. Seguro que volverán, no puede ser que uno de los mejores grupos de los últimos veinte años nos tenga en ascuas

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s