Raza o clase

Al final, las elecciones USA van a ir sobre la negritud de Obama: ¿estan los americanos preparados para elegir a un negro como Presidente? Un interesante artículo publicado en La Vanguardia, hablaba hace unos días del tema. Hoy, a pocas horas de conocer el resultado definitivo de tan trascendental elección, Barack Obama parte como favorito, aunque la influencia de ese factor es lo único determinante que pueda orientar el mayor numero de votos y electores en favor del candidato republicano. Se estima que es un 6% el porcentaje de votantes indecisos que no votarían a Obama por su color de piel, de ahí que esos 8 puntos puedan ser definitivos pues invalidarían a ese 6%.

Porque en cualquier caso, lo que la mayoría de analistas políticos convienen es que Obama está más preparado que McCAin para ser presidente, por ser más moderado, haber demostrado tesón y temperamento en esta larga campaña (recordemos que lleva casi dos años de campaña, primero por las primarias demócratas) y haber sabido jugar mejor sus bazas: imagen, comunicación, equipo y presupuesto. Un artículo de John Carlin en El País también habla de votos tontos, complementando el análisis anterior. Veremos en qué queda. Huelga decir que todos, incluso a esta parte del mundo, deberíamos poder votar en estas elecciones por la cuenta que nos trae.

Dicho lo cual, y cambiando de tercio, el New York Times se acordaba de la magnífica película El Candidato (1972), protagonizada por Robert Redford, en tanto que según analiza, ya parecía predecir los cambios en la forma de hacer política en los USA. En el film, uno de mis favoritos de siempre, un joven candidato se embarca contracorriente en una campaña y contra viento y marea, y contra todos los convencionalismos y apriorismos del sistema, logra vencer en su carrera al Senado. Vibrante en todo momento, lo mejor es el final, uno de esos que marcan -y que puede convertirse en el final de fiesta para la noche de Obama en caso de resultar victorioso-: “¿y ahora qué hacemos?”, le dice el victorioso candidato a su asesor político.

1 Comment

  1. Esto ha sido sólo el comienzo. Supongo que en unos cuantos años también veremos en la presidencia a una mujer y dentro de algunos más a un latinoamericano. No me imagino lo que pasaría si algo parecido sucediese en este país. Nosotros sí que no estamos preparados. Por lo menos de momento. Salud.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s