Una nación no puede prosperar si favorece sólo a los ricos

Los discursos de Obama han sido durante toda la campaña y pre-campaña realmente de película. Ya he comentado en este blog mi pasión por El Ala Oeste de la Casa Blanca, la serie que anticipaba la victoria de Obama y que, como se ha sabido, basó el personaje de Matt Santos en el propio Obama. Bien, en la serie, hay algunos discursos memorables tanto de Bartlett como de Santos… pero resulta que Obama es real y tiene un discurso colosal, emotivo.

Pero en la investidura todos los analistas consideran que no lo bordó como en anteriores ocasiones. Aún y así, me quedo con algunos momentos de ese discurso para la historia, el del primer presidente negro de Estados Unidos.

“Ha llegado el momento de reafirmar nuestro espíritu de firmeza: de elegir nuestra mejor historia; de llevar hacia adelante ese valioso don, esa noble idea que ha pasado de generación en generación: la promesa divina de que todos son iguales, todos son libres y todos merecen la oportunidad de alcanzar la felicidad plena”.

“La pregunta que nos hacemos hoy no es si nuestro gobierno es demasiado grande o pequeño, sino si funciona -ya sea para ayudar a las familias a encontrar trabajos con un sueldo decente, cuidados que pueden pagar y una jubilación digna. Allí donde la respuesta es sí, seguiremos avanzando y allí donde la respuesta es no, pondremos fin a los programas. Y a los que manejamos el dinero público se nos pedirán cuentas para gastar con sabiduría, cambiar los malos hábitos y hacer nuestro trabajo a la luz del día, porque sólo entonces podremos restablecer la confianza vital entre un pueblo y su gobierno”.


“…esta crisis nos ha recordado a todos que sin vigilancia, el mercado puede descontrolarse y que una nación no puede prosperar durante mucho tiempo si favorece sólo a los ricos. El éxito de nuestra economía siempre ha dependido no sólo del tamaño de nuestro Producto Nacional Bruto, sino del alcance de nuestra prosperidad, de nuestra habilidad de ofrecer oportunidades a todos los que lo deseen, no por caridad sino porque es la vía más segura hacia el bien común”.

“A los pueblos de las naciones más pobres, nos comprometemos a colaborar con vosotros para que vuestras granjas florezcan y dejar que fluyan aguas limpias; dar de comer a los cuerpos desnutridos y alimentar las mentes hambrientas. Y a aquellas naciones que, como la nuestra, gozan de relativa abundancia, les decimos que no nos podemos permitir más la indiferencia ante el sufrimiento fuera de nuestras fronteras, ni podemos consumir los recursos del mundo sin tomar en cuenta las consecuencias. Porque el mundo ha cambiado, y nosotros tenemos que cambiar con él”.

¿Idealista? Seguro. Pero todos necesitamos algo en lo que creer.

Y mañana, volvemos al circo del rocknroll

1 Comment

  1. Todo parece perfecto, él es el hombre…pero, por encima de republicanos, por encima de demócratas, ellos son americanos, y eso lo puede joder todo, sin olvidar la excesiva religiosidad de Mr. Obama. Ojalá todo sea tan bonito como sus discursos, pero yo, con los yanquis, me la sigo pillando con papel de fumar.
    Saludos desde la cueva.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s