El futuro de la prensa escrita

Uno de los debates que más pasiones suscitan en el sector de los medios de comunicación es el del futuro de la prensa escrita. Los diarios tal como los conocemos son los medios más afectados por la digitalización y la llegada de internet y muchas cabeceras llevan años intentando adaptarse con versiones en la red -de pago o gratuitas-, contenidos complementarios o exclusivos para el internauta, o directamente, cerrando cabeceras tradicionales de papel para pasarse a la web.

El hecho de que actualmente cualquier ciudadano tenga la posibilidad de expresar sus opiniones en cualquier formato -video, texto- ha supuesto que el monopolio de la informacion y la comunicación que hasta hace poco tenían los llamados medios de comunicación social (o de masas) se esté desvaneciendo, con lo que ello supone en favor de los derechos de libertad de expresión e información, y la consiguiente pérdida de la capacidad de influencia (poder) de dichos medios.

El tema pues está en que la propiedad y control del soporte y canales de distribución y difusión dejan de ser relevante. Lo verdaderamente importante son definitivamente los contenidos. Si todo el mundo puede comunicar y acceder a prácticamente cualquier contenido, la clave para hacerse un hueco entre tanta oferta es la calidad del contenido que se ofrece. Calidad que es el resultado de un montón de elementos entre los cuales credibilidad, veracidad, notoriedad y originalidad tienen mucho que ver. Aventurado resulta aún predecir como estarán los medios en 10 años, pero todo parece indicar que la prensa escrita tienen que aceptar su reconversión ya mismo.

Personalmente me encanta desde hace años leer la prensa. Mínimo 1, si tengo tiempo hasta unos 3 periódicos al dia. Pero es cierto que debemos evolucionar con la sociedad y en esta época que nos ha tocado vivir, la de la revolución digital, hay que adaptarse… o morir. Y me doy cuenta que lo que últimamente busco en los periódicos son las columnas de opinión y los reportajes, o sea, análisis e información en profundidad. El titular y la noticia suele estar antes en internet, pero en la red tampoco todo es ni bueno ni fiable, así que para obtener pinceladas me vale. Pero la marca de un medio de prestigio, o la firma de un periodista de solvencia acreditada, sigue siendo una garantía.

Ultimamente, he leído dos interesantes textos sobre el tema en el diario Expansion: Que los viejos diarios ¿nunca mueren?, por Tino Fernández (con muchos ejemplos de la reconversión de la prensa americana), y La inevitable reinvención del negocio de la prensa en España (artículo completo de pago), por Javier Montalvo. Ahí los dejo, por si te interesa la cuestión.

5 Comments

  1. Cierto, yo también cada vez busco más opinión en la presa escrita.

    Lo de democratizar la comunicacón de masas, y que todo el mundo pueda publicar y ser una especie de periodista freelance en su propio blog o lo que sea, está bien, así son los tiempos, pero creo que lo que provoca es que la línea entre los buenos periodistas y los que no lo son, o ni siquiera son periodistas, sea demasiado fina. Está bien que haya diversidad de medios, y que tú o yo podamos tener nuestros blogs, pero creo que siempre deben haber medios de referencia, medios escritos con profesionales contrastados, prensa por la que pagues, en suma. El problema de la libertad (por

  2. (continuo)
    … porque hasta la libertad tiene un problema) es quetodos podemos ser periodistas, y la gente se informacon blogs o diarios igitales hechos con mínimos medios y mínima calidad. Es como la wikipedia, antes un diccionario, o una enciclopedia era algo casi religioso, ahora tu puedes ser quién escriba lo que te pase por los huevos en la wikipedia y medio muno creerá en tus palabras.

    ¡Un saludo!

  3. Sí, la verdad es que es increíble la influencia que puedes tener por algo que hayas podido poner en su simple blog, que es sólo tu humilde opinión al fin y al cabo.
    Pero sí, la prensa escrita tiene que renovarse o morir, es un hecho. Salud.

  4. Mi empresa tiene fuertes lazos con La Vanguardia y su problema no es el descenso de lectores, ni mucho menos. Vende como siempre. Es más, tienen una solidísima base de 65.000 suscriptores. El mal que le acecha es la perdida de ingresos por publicidad. Por ahí si que la prensa tradicional se está desangrando. Por cierto, RAC1 es Grupo Godó, tb debes estar al tanto de sus miserias, jeje.

  5. Marc, por supuesto ante tanta información -o desinformación- el periodismo como lo hemos conocido es más vigente que nunca. Criterio y profesionalidad, fuentes contrastadas, etc…

    Paula, ya sabes, escribe con causa y pasión y tendrás un bloc cojonudo.

    Sammy, está claro lo que dices de La Vanguardia. El problema es que si no tienen ingresos, no pueden sostener unas estructuras organizativas tan gravosas, con sueldos demasiado altos y roles profesionales que no casan ni a tiros con las necesidades de los nuevos medios. RAC1, estoy al tanto…

    Gracias por los comentarios

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s