Crisis de gobierno

Curiosa la denominación de “Crisis de gobierno” a los cambios en las carteras ministeriales. Según la Wikipedia, “una crisis de gobierno es un periodo de cambio dentro de un gobierno sin que medien elecciones, forzado por sus errores o por la opinión pública. Se considera crisis de gobierno tanto en el caso de que el gobierno en pleno (es decir, todos sus miembros) se vea forzado a dimitir como si afecta sólo a parte del consejo de ministros. A menudo, no obstante, el término se usa como sinónimo de cambio de gobierno, o remodelación. Esto última sucede cuando los cambios no son forzados por circunstancias externas”. Dicho lo cual, hoy -y a lo mejor también la semana que viene- hablaremos del gobierno, como decían Tip y Coll.

La que ha liado Zapatero, o más bien, la que le han liado. La semana de triunfos internacionales del Presidente terminó abruptamente el domingo con la filtración de la remodelación del gobierno en, al menos, tres carteras… aunque todo apuntaba a que habría más. Los analistas llevaban dias haciendo conjeturas y presionando para que se materializase la tan necesitada remodelación y hoy martes, horas antes del anuncio oficial de los cambios, Fernando Ónega apuntaba en La Vanguardia acertadamente los motivos para una crisis de gobierno. Veamos la plasmación práctica de lo que se espera de una crisis de gobierno:

1. Si el modelo es Obama, seguir sus pasos e incorporar gentes de prestigio indiscutido, al margen de su militancia >> El nuevo ministro de Educación y Universidades, Ángel Gabilondo, cumple este primer punto… aunque al menos simpatizante sí sea.

2. Si la gran crisis es económica, buscar personas sólidas y respetadas en el mundo financiero. >> A priori, pocas personas del entorno político-económico eran más solventes que Solbes, pero es de suponer que el cansancio y la divergencia de criterios en el seno del ejecutivo ha acabado desgastándole y la crisis económica se lo ha llevado por delante. Es unánime el desconocimiento sobre el pedigrí económico de la sustituta de Solbes, Elena Salgado, mención aparte el que lleva varias legislaturas (primero con Felipe González y luego con Zapatero) gestionando desde puestos relevantes del gobierno y que es Licenciada en Ciencias Económicas en la especialidad de Estructura y Máster en Métodos Cuantitativos de Gestión. Actualmente era la responsable de gestionar el  Plan Económico de ayudas a los municipios para paliar la crisis.

3. Si hay dificultad para organizar una mayoría, hallar nombres que tiendan puentes a las minorías.>> Trinidad Jimenez, Manolo Chaves, Pepiño Blanco, Ángel Gabilondo, Ángeles González Sinde… Si entre Chaves y Salgado arreglan el desaguisado de la financiación de Catalunya, y Blanco se trabaja bien las infraestructuras y comunicaciones por las diversas comunidades (Galicia, Cataluña) habrán atraído un buen puñado de votos para el PSOE en el Congreso (CiU, ERC, ICV, BNG). Está por ver.

4. Si se sufre un problema general de imagen, localizar a los políticos de izquierda que mejor comuniquen.>> Blanco no era muy brillante, pero se ha ido soltando; Trinidad Jimenez tiene su que, como Carme Chacón. El que mejor comunica sigue siendo Rubalcaba, pero este ya está colocado. No obstante, yo lo hubiese dado el puesto de la vicepresidenta, sumado la portavocía del gobierno también… pero ¿a quién ibamos a colocar en Interior, ahora que la colaboración con el gobierno vasco está más a mano que nunca?

5. Si continúan los síntomas de desapego de Catalunya, que haya al menos un ministro capaz de rehacer la simpatía.>> Aquí se lo van a tener que trabajar todos por su cuenta, pero el papel principal de la función se lo lleva Manuel Chaves.

6. Si hay ministerios con nula productividad de ideas, avances o simples noticias, suprimirlos sin quebrantos de conciencia.>> Curiosamente, Igualdad sigue en pie. Cierto que cargarse el Ministerio de Bibiana Aido al año de su creación hubiese sido demasiado.

7. Si los experimentos pensados en su repercusión mediática no han dado resultados, huir de ellos y pensar sólo en la eficacia.>> Aquí el cambio de nombres promete. Que el gobierno necesitaba perfil más político era un clamor, y con la entrada de Chaves, Blanco, Gabilondo y Trinidad Jimenez, el plus político se da por descontado. Además, en el caso de Gabilondo y Chaves, la capacidad de gestión eficaz se les conoce.

8. Si se ven indicios de descoordinación ministerial, hacer un equipo coherente y garantizar su dirección diaria.>> De la Vega tiene que recuperar el tono del gobierno. Sigue siendo la segunda del equipo y la encargada de la coordinación de la acción gubernamental.

9. Si el bloque social que llevó al PSOE al poder está desencantado, búsquense los nombres que le devuelvan la ilusión.>>
Europeas al margen, quedan 3 años de legislatura y se puede recuperar la moral del electorado y del militante con más dosis de coherencia, coordinación, una mayor definición de las líneas estratégicas y una demostración palpable de que el Plan E da frutos.
10. Si existe un alarmante déficit de discurso político, llévense al Gobierno las cabezas capaces de pensar un mensaje original, bien dicho y entendible por la sociedad.>> Lo que necesita Zapatero es centrarse de nuevo y dar mensajes con más contenido. Recuperar la acción y claridad de sus dos primeros años de gobierno y centrarse más en las políticas económicas que en las sociales, para este segundo mandato.

Por más que Rajoy haya criticado con tanta dureza esta crisis de gobierno, recordemos que de sabios es rectificar. Que vale más ponerse una vez colorado que tres o cuatro, y que ya puestos, lo ideal era una remodelación profunda, como así ha sido. En mi opinión, este gobierno tiene mucha mejor pinta en líneas generales que el de hace un año, aunque a lo mejor a Sebastian también le deberían haber movido la silla.

Y Zapatero parece haber identificado claramente los problemas: 1) Catalunya: pongamos a Chaves de Andalucía, también periferia poderosa; 2)  Infraestructuras: quitemos a Maleni -además ya entra Chaves, por cuota andaluza- y probemos con Blanco, que es gallego y allí tiene que llegar el AVE y ahora gobierna el PP; 3) Bolonia: el tema de la Universidad lo tiene que solucionar alguien de dentro, como Gabilondo; 4) el Cine -el sector pide más ayudas y el fin de la piratería- puede alejar el apoyo del sector audiovisual, tradicionalmente pro-socialista, así que pongamos a alguien de dentro en Cultura, como  la Presidenta de la Academia del Cine, González Sinde; 5) Crisis: esto no lo arregla ni Dios, pero Solbes ya ha cumplido su etapa.

Finalmente, se puede señalar que el Gobierno mantiene la paridad, pues salen 2 mujeres y entran otras 2 y se van también 3 hombres y son sustituidos por otros tantos. Suerte, que nos hace falta a todos.

2 Comments

  1. Si al gobierno anterior lo defini como el del deZencanto, y acerte porque ha durado casi un “anho” (escribo desde un Mac de lo mas mas, sin acentos ni enhes) este va a ser el del deZproposito.

    Vamos que hemos pasado del deZencanto al deZgobierno y ahora nos meten de lleno en el delZproposito (espero equivoacrme esta vez, pero no creo porque hay asuntos que claman al cielo).

    Saludos desde Paris (grandioso Dylan anoche)

  2. Adrian, veremos qué pasa con el gobierno, desde luego ZP tiene que ponerse las pilas. Y qué tal Dylan? Tengo unas ganas tremendas de volver a verle. Disfruta.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s