Riverboat Gamblers: el grupo que debería reinar en la MTV

Desde que en el 2003 dieron el pelotazo en su actuación en el  South by Southwest en su Texas natal, los Riverboat Gamblers se han convertido en una especie de eterna promesa pendiente aún de explotar. Grupo adrenalítico donde los haya, aquel año editaban su segundo album Something to Crow About, disco que me dejó flipadísimo mientra sonaba en Revolver, un pelotazo de punk rock repleto de mala leche y coros salvajes. En el 2006, con la edición de To the Confussion of our Enemies, parecía que iban a explotar definitivamente con un trabajo más accesible, aunque menor en contenido. Pero como es sabido, el grupo de Mike Wiebe (voz) y Freddie Castro (guit) no ha trascendido aún y debería ser ésta su oportunidad definitiva.

Ice Water/Don’t bury me (live)

Underneath the owl (Volcom, 2009) es el disco que debería destronar a cualquier grupacho de las listas (Green Day?) y convertirlos en el grupo rockero favorito de la MTV durante los próximos meses. Aunque están siendo vilipendiados por el publico rockero por comercialotes -y ciertamente, el disco parece un producto destinado a consumo masivo- el material que han juntado es de primera. Aunque mi  impresión inicial no fue esa. Y menos viendo la imagen gafapasta-emo de sus nuevos miembros.

Tras seguirlos durante varios años y poner en el reproductor del coche (el mejor lugar para escucharlos) este Underneath the Owl que me acababa de llegar via USA me quedé estupefacto ya al segundo tema. Y según iban sonando los comienzos de cada canción, hasta cierta repulsión incluso me producía. Tanto que no dejaba avanzar más de 30 segundos por tema, en un intento de encontrar a los genuinos Gamblers. No estaba preparado para aquello, así que lo dejé para el dia siguiente. Y esta vez sí, el disco sonó de cabo a rabo y aquellos momentos de incredulidad fueron desapareciendo según me adentraba en cada canción. Sin esfuerzo, simplemente dejando que los temas fluyesen a su aire. Y por ahí en medio estaban las melodías de siempre (más pegadizas si cabe), los coros de estadio, la adrenalina vocal de Mike Wiebke.

Aviso que sigue siendo Something to Crow About mi favorito (esas Save You o Ice Water son imbatibles) pero la variedad de registros del grupo ha logrado que su último trabajo aúne temas de puro high-energy (Victory Lap, DissDissDissKissKissKiss) junto a otros más pausados (medios tiempos para ellos) de onda ajena a lo que nos tenían acostumbrados. El single A Choppy Yet Sincere Apology o Steer Clear o Sleepless (con Wiebe entonando en plan Iggy) son un buen ejemplo. Y la balada The Tearjerker tiene también esa magia melódica que tan bien se les da a los chicos de Denton. El único pero del disco es ese Robots may break your heart, un bodrio inclasificable que debería hundirlos si lo eligen de segundo single  (como parece apuntar la etiqueta del Cd) y que se quedará en mera anécdota si se prefieren buscar el éxito con Keep me from drinkin’ o Alexandria.

A Choppy, Yet Sincere Apology

Victory Lap

La revista Spin los ha situado en el 15 de su particular Top 25 de Mejores Bandas en Vivo actuales (aunque la lista la encabezan U2!!!), así que creas o no en este disco, reza para que vengan a Europa y algun avispado promotor hispano se los traiga a Barcelona.

DissDissDissKissKissKiss

Alexandria, live

1 Comment

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s