Lucinda Williams, Essence (2001)

Hace apenas dos años no hubiese dado un duro porque en en la misma semana podría ver en mi ciudad a John Fogerty y a Lucinda Williams. Pero llevamos un par de años de un nivel alucinante en cuanto al tema conciertos en la península se refiere y cada vez estoy más curado de espanto. Así que a dos dias de la cita, estoy impaciente por presenciar la actuación de Lucinda Williams (lunes 20, Apolo BCN), y admito que no soy suy mayor fan en la Tierra.

Hace diez años que descubrí el talento de esta americana, cuando Car Wheels on Gravel Roads (1998) ganó algunos premios y su nombre empezó a sonar por estos lares, y decidí hacerme con él. Me pareció (y me sigue pareciendo) un buen disco de rock americano, con algunos temas excepcionales como Metal firecracker, Joy o I lost it, aunque no me causó el impacto que todo auguraba… y a dia de hoy sigue sin hacerlo. Pero tras 20 años de carrera, con pocos discos muy espaciados entre si (entre los que recomiendo de su primera época su homónimo de 1988), el mundo parecía ya dispuesto para acoger a Lu.

No fue hasta el 2002, meses después de su edición, cuando me hice con Essence (2001). Aquél sí, ¡palabras mayores! Un disco intimista interpretado por un corazón solitario en busca busca su lugar en el mundo. Un puñado de canciones pausadas, lentas o medios tiempos, dominadas por una voz dulce y a la vez frágil, tan quebradiza que da la impresión que vaya a volverse llanto en cuestión de segundos. Lonely girls, Blue, Out of touch, I envy the wind, Essence… una obra maestra.

Por desgracia, si bien su siguiente disco World Without Tears (2003) contiene material de primera (ese Real Live Bleeding Fingers que promete ser uno de los puntos álgidos de sus actuaciones), las expectativas que había puesto en Lucinda especialmente tras el directo Live at Fillmore (2005), eran demasiado altas y con West (2007) me sentí profundamente decepcionado, cosa que no ha mejorado mucho con el reciente Little Honey.

Dicho lo cual, estoy convencido que de su actuación el lunes no saldré inmune y recobraré la fe en el talento  y la capacidad compositiva de esta gran mujer del rock. Desde luego, no dudes un segundo en acercarte a uno de sus conciertos, porque no sé si tendremos la ocasión de repetir tan cerca.

Esto es Blue, de hace unos dias en Bilbao.

Lucinda en Twitter: http://twitter.com/HappyWoman9

3 Comments

  1. Yo también alucino con este disco. Obviamente “Car Wheels..” es su gran obra pero este disco es muy especial. Perfecto para recuperlo cualquier tarde lluviosa. Es uno de los mejores discos de la presente década. Hace tiempo le dediqué una lacrimógena entrada que tras un pequeño Tsunami he perdido.

    Prepárate para la tormenta. Lucinda viene muy rockera pero cuando baje los decibelios prepara los pañuelos.

    Saludos

  2. Buff, yo voy totalmente al revés. “Essence” tiene tres o cuatro temas que me encantan, pero en general me acabo aburriendo. Me cuesta mucho escuchar el disco del tirón. Sin embargo, “Car Wheels…” me parece una auténtica obra maestra con temazos como “Right in Time”, “Drunken Angel”, “I Lost It”, “CWOAGR”, “Jackson”, “2 Kool 2 B 4Gotten”… me encanta ese disco. De hecho las que menos me gustan son las que suele interpretar en directo: “Joy” (un intento un tanto garrulillo de hacer una especie de rap sureño o algo así) o “Can’t Let Go” (que tiene marchilla pero palidece para mí ante los temas que he citado antes).

    De lo que no tengo duda es de que esta noche vamos a ver algo increíble. Seguro.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s