El lobby israelí

El lobby israelí y la política exterior de Estados Unidos (Santillana, 2007) es un fantástico ensayo de John J.Mearsheimer y Stephen M.Walt que aboga por una política exterior americana distinta en Oriente Próximo. Llevo tiempo con él sobre la mesita y he interrumpido su lectura varias veces por causas diversas, pero desde luego no por falta de interés. Ahora, por fin acabado, me apetecía compartirlo.

De forma muy documentada, la idea gira entorno al poder que tiene el lobby israelí y cómo su actuación no beneficia en absoluto los intereses estratégicos de Estados Unidos en la región. Explica el libro que este grupo de presión está formado por multidud de organizaciones, la mayoría de las cuales están coordinadas entre sí en la Conferencia de Presidentes, y a cuya cabeza se encuentra el Comité Estadounidense de Asuntos Públicos de Israel (AIPAC, en sus siglas en inglés), con un presupuesto anual de unos 60 millones de dólares, y del que dicen que es el grupo de presión  más eficiente del mundo.

Se describen muy bien las actividades del lobby, en la creación del discurso público y estados de opinión (articulistas en los medios, animadores en los campus universitarios), en la definición de políticas públicas (se encargan de aportar personal -asesores o altos cargos- a cada nuevo gobierno que se constituye en Washington) o en la captación de gente a su servicio (creación de think tanks que dan trabajo a universitarios recién licenciados, financiación de campañas y candidatos). Realmente me ha soprendido lo bien organizados que están y el poder que tienen.

De entre los muchos aspectos interesantes que se explican (la relación con la derecha cristiana americana, entre ellos), no deja de sorprenderme el dato de que sean tantos los primeros ministros y líderes que Israel ha tenido a lo largo de su historia los que provienen de las antiguas organizaciones terroristas sionistas (Menahem Begin, Isaac Shamir) o del actual ejército israelí (Benjamin Netanyahu, Ariel Sharon). Eso explica, al menos en parte, la tendencia natural belicosa que tiene el Estado judío.

Explican los autores que el libro es finalmente el resultado de un largo proceso de censuras y presiones que acabó publicandose en la London Review of Books, y que les valió ser objeto de acusaciones de antisemitismo, cuando dejan claro en todo momento que entienden la causa de Israel, aunque no compartan sus políticas ni medios.

3 Comments

  1. Ey, Rocks, interesante libro. Yo me considero filosemita y cualquier persona con la que lo comento enseguida me viene con historias sobre la política israelí y el conflicto palestino. Es como ser rockero y llevar el pelo largo, automáticamente solo escuchas Heavy Metal, Brian Setzer, Otis Redding y Hank Williams no existen en tu vida, porque eres peludo. Ja!!
    Leí no hace tanto el interesantísimo “La historia de los judíos” de Paul Johnson donde ya apunta los motivos de ese entendimiento Israel-Usa.
    Pero el antisemitismo sigue presente: sé de un judío que afirma que Israel está detrás del 11-S, porque ellos siempre están conspirando (!!!?????). En ese sentido el artículo sobre conspiraciones que hoy publica El País es interesante.
    Lo dicho, me parece muy interesante. Otro libro a la lista de espera.
    Saludos,
    L´E

  2. Interesante no, interesantísimo!!!! Ideal para empezar a comprender ciertos hechos históricos, y darse cuenta de como nos manipulan los medios de comunicación manejados por los poderosos que van de víctimas. Por cierto, que yo tambien conozco a un judío que afirma que detrás del 11-S están, no los israelitas, sino el lobby judío USA, junto con los gobiernos de Israel y EEUU

  3. Por fin me lo he leído!!!

    Sí, es muy interesante.
    La especificación de determinadas prácticas en las campañas electorales o en las universidades, ciertamente dan pavor!!

    Pero también da pavor el hecho que los autores no tienen en el texto un firme apoyo a los Derechos Humanos y la Democracia.
    Según ellos, estratégicamente, no comviene el exceso actual en Israel, pero ese exceso sí podría convenir el algún otro punto del planeta.

    Ay!!

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s