The Tragically Hip live in London

Pues ya de vuelta y con un subidón tras el concierto de The Tragically Hip me dispongo a escribir estas lineas que, seguro, no reflejarán ni por asomo las vibraciones que sentimos los asistentes al bolo londinense de la banda más canadiense de todo Canadá. Si sigues mi bloc ya tendrás claro mi pasión por este grupo, así que ahí voy. Antes de entrar en materia, dejo apuntado que me limitaré a escribir sobre la actuación y lo que ha rodeado esta gira, pues dejo para dentro de unas semanas una retrospectiva en toda regla. Y para empezar, qué mejor que el video del tema con el que cerraron su actuación antes de los bises, Music @ Work, tras 120 minutos.

Desde que en abril editaron su último trabajo We’re the Same fantaseaba con la idea de verlos en vivo de una vez por todas cuando, como tienen por costumbre, cruzasen el charco para su media docena de conciertos por los Países Bajos y el Reino Unido. Al final, el anuncio de la gira presentaba diez fechas y, entre ellas, Amsterdam o Londres parecían a priori las más interesantes. Poco tardé en decidirme por Amsterdam, pero para mi sorpresa la web del Paradiso ya anunciaba sold out. Me entran los nervios y me apunto a Londres, donde sin demasiados problemas consigo mi entrada via internet. La fecha señalada es el 30 de noviembre y, por desgracia, la cartelera londinense no muestra ningún otro concierto interesante los dias previo o posterior. Así que mi viaje relámpago tendrá como único motivo ver a The Tragically Hip. El lugar, el HMV Forum, el antiguo Town & Country, en la zona de Camdem, con una capacidad de unos 2200 espectadores. El lugar donde apenas un par de semanas antes arrasaron Alice in Chains; donde Slayer tenían previsto ofrecer un par de fechas (pospuestas hasta el próximo año) y donde  en unos dias también tienen previsto actuar New York Dolls. Y horas antes del concierto de los Hip, el cartel de sold out también luce en la fachada. En la cola de acceso, y luego ya en las primeras filas, algunos canadienses luciendo orgullosos las típicas camisetas de hockey o cualesquiera otras con los colores e imagen de la bandera canadiense. Y como a la hora de apertura de puertas ya estoy por allí, me coloco también en la primera fila.

A medida que se acerca la hora prevista me vienen a la cabeza flashes de diversas canciones que sé que están interpretando esta gira -y también de algunas otras que seguro no tocarán- y me impaciento por ir conociendo el repertorio, pues hace meses que voy siguiendo la evolución del setlist gracias a TheHipTour, y tanto las canciones como el propio orden de interpretación va variando cada noche. De entrada, lo que está claro es que cada actuación consta de dos sets de una hora cada uno, con un intervalo de media hora de diferencia, y un bis de un par o tres de temas. Y que en sus dos últimas noches holandesas, el inicio ha sido calcado, con New Orleans is sinking (de su debut, hace veinte años) y The Depression Suite, un imponente tema de 9 minutos de su último trabajo.

El último recuento de estadísticas (realmente un trabajo de fan) se basa en los 78 shows que han realizado desde el 24 de abril hasta el 7 de noviembre de este 2009. Hasta ahí, habían sonado en vivo 84 canciones distintas, siendo menos de 10 las que han interpretado en al menos 50 conciertos de esta gira y unas 30 las que se han podido escuchar en menos de 10 actuaciones. Para los amantes de los números, la estadística de la citada web dice que han sonado 1893 canciones en esos 78 conciertos, a una media de 24,3 por noche. Podemos hacernos una idea del sueño que supone eso para un fan de cualquier grupo (si AC/DC hiciesen algo parecido, los vería cada noche, fijo).

Lo incomprensible del setlist de esta gira ha sido el prácticamente total abandono que han hecho del material de dos de sus mejores discos,  los bastantes recientes In Violet Years (2002) y In Between Evolution (2004), así que no esperaba nada de ahí, aunque sí sonó del primero de ellos It’s a good life if you don’t weaken. Pero de entre los temas que tenía la esperanza que tocasen -por probabilidades- y no cayó, estaba Nautical Disaster. En cambio fue toda una sorpresa escuchar Long Time Running, una canción de hace casi veinte años.

La segunda parte del show se inicia habitualmente con tres canciones en formato acústico y en Londres sonaron así Courage, clásico primerizo que sin guitarra eléctrica me supo a poco; The last recluse y Fiddler’s Green, con la colaboración, para incomprensible deleite del público, de Kelly Jones de los Stereophonics.

Otra de las sorpresas, al menos para mi, es lo mucho que rockean estos tipos. Por algún cd pirata y algun video en internet, me había hecho la idea de que debían sonar bien en directo, pero jamás imaginé que fuesen tan guitarreros. Twist my arm o Poets (que no conseguí grabar) así como éstos Fireworks y Yer Not the Ocean, suenan como cañones en vivo.

Pero la mayor sorpresa ha sido, sin dudarlo, contemplar en vivo a su líder, el cantante Gordon Downie. Impresionante su registro vocal y más impresionante aún su autoridad en escena, con una cantidad de recursos increíbles y una comunicación constante, gestual y/o verbal con el público, que lo hacen verdaderamente el centro de atención. A ratos tras la guitarra acústica, la mayor parte del show se libera de ataduras y se pone frente, arriba, o incluso debajo, de los chivatos de sonido frontales; mitad noble cortesano, mitad bufón real, juguetea constantemente con varios pañuelos blancos y muestra una faceta tragicómica más propia de épocas pretéritas que del rock del siglo XXI. Este bis final, con Blow at High Dough, da buena muestra del carisma del tipo. Echale un vistazo a las 2 tomas:

Promotores, The Tragically Hip al Azkena ya!

4 Comments

  1. Te puedes creer que en mi vida había oído hablar de estos tíos y tu cruzas un mar para verlos.
    Saludos
    PD Yo reservo todos mis ahorros para Petty. Este año ni Azkenas ni nada de nada Petty, peti qui peti.

  2. Enhorabuena por ese conciertazo!! sin conocerlos y lo poco que me han entrado con los videos que has ido colgando has conseguido excitarme y que me de envidia.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s