El Barón voló sobre Barcelona

Por supuesto, estuve en esa fiesta que se suponía y fue el concierto de la formación original de Barón Rojo en Barcelona celebrando sus 30 años de carrera. 3 horas, ¡tres!, tocaron los tios, algo impensable en casi nadie hoy en dia, y menos bien entrados en los 50. El repertorio de muerte, con momentos álgidos esperables (Los rockeros van al infierno, Resistiré) y otros que no esperaba, básicamente porque hace como 20 años que no escuchaba a los Barones y ya ni me acordaba de su tremendo legado; así que momentos como Campo de concentración, Travesía Urbana, Barón Rojo,  Breakthoven, o la inicial Concierto para ellos, me parecieron sencillamente demoledores.

Sobre los miembros del grupo, no tengo una opinión clara. Aparentemente, Carlos de Castro y Sherpa siguen sin arrastrar muy buen rollo, pero todos en solitario brillaron a gran nivel. Y cómo no, Armando de Castro, auténtico como pocos sobre el escenario, tocando y moviéndose como un chaval. Y otra cosa que en los viejos tiempos no apreciaba y el otro dia en Razzmatazz sí me llamó poderosamente la atención fue la diferencia entre tener a Sherpa o no tenerlo cantando en el grupo. Su voz brilla sin discusión y el contraste con la de Carlos cuando éste se erige en vocalista solista es aplastante. Mucho han hecho los De Castro para mantener vivo el legado del Barón Rojo todos estos años, pero si la formación clásica hubiese aguantado hasta ahora, ahora estarían en otra dimensión aún más estratosférica.

Y para acabar post, esto es el mismo material (o parecido) hace veinticinco años. ¡Busca las diferencias!

7 Comments

  1. Gran concierto de prácticamente tres horas con un set-list en el que no faltó casi nada.
    El único punto negativo para mí fue el sonido, y es que en los cuatro o cinco primeros temas se oía una bola y muy poco las voces, al menos desde mi posición. Luego se consiguió arreglar al menos lo suficiente como para disfrutar del concierto.
    Cierto es, como muchos apuntan, que a Carlos De Castro se le notó lo muy poco que traga a Sherpa. Aunque eso no influyó en el nivel de la banda en escena.
    Al grupo se le vio en forma (a Sherpa y Armando sobretodo) y shows de tres horas a esas edades es de mucho agradacer. Sin olvidar el precio tampoco, para mí una ganga (27 pavos).
    ¿Mejorable? Bueno, un cambio de sala y la inclusión de todos los temas del primer álbum (mi favorito) hubiera sido redondo para mí. Pero todo no se puede tener.
    Un concierto para el recuerdo.

      1. A KISS y AEROSMITH voy segurísimo, aunque antes voy a AIURBOURNE y me estoy pensando ir también a RATT y ANVIL.
        Espero que nos veamos pronto, ya hace mucho de la última vez.

        😉

  2. Qué grandes. Yo creo que si hubieran seguido juntos ahora no llenarían ni el Rocksound. El hecho de haber estado separados tanto tiempo, con la banda haciendo lo que podía con lso dos hermanos, ha provocado esta expectativa ahora que se reunen y viven de nuevo unos pocos segundos de gloria. Se lo merecen.

    ¡Saludos!

  3. Bueno, pues antes de pasar a mejor vida ya podemos decir orgullosos que hemos visto al Barón de siempre tocando, no sé si totalmente compenetrados, pero sí con las suficientes ganas para encandilar a un público entregado.

    El Sherpa actúo como maestro de ceremonias, mostrándose como el elemento más cercano al público. El Carlos pareció el más distante, con esa nueva imagen de calvo sofisticado en la sombra que en algunos aspectos le favorece y todo. El Hermes a lo suyo allí en el fondo, aguantando como podía el tirón de los demás, se le vio sudar de lo lindo con las baquetas. Y el Armando, como siempre, ejerciendo como punto de unión de todos ellos, se le vio contento y feliz con la guitarra. Está claro que el rollo de estos tipos es el rock, no lo decían por decir.

    Por lo demás, decir que me encantó la buena sintonía reinante entre los congregados en la sala y los músicos. Se respiraba una atmósfera genial, un ambiente de camaradería total, con gente de todas las edades, desde los carrozas leales y nostálgicos hasta los metaler@s más imberbes que se pueda uno echar a la cara, jejeje… y que a buen seguro salieron flipando en colores. Recuerdo a unos tipos abrazándose de emoción allí en medio del gentío dando gracias por poder escuchar a “lo más grande del mundo”, tremendo… hubo griterío, palmadas, humo, sudor y lágrimas… es la grandeza de los conciertos de rock, como por ejemplo esa “Santa Espina” que se marcaron de forma espontánea… un grandísimo recuerdo.

    Otro detalle curioso se produjo cuando el Sherpa aprovechó uno de sus discursos para referirse al alcalde de Madrid, en ese momento los hermanos Castro se miraron con una sonrisa cómplice, no sé si pensando en cómo demonios iban a editar el concierto en dvd con semejantes referencias, jajaja…

    Como aspectos negativos de la función diré que el sonido estaba demasiado pasado de vueltas (con algunos fallos incluidos en escenario), me ha costado unos días recuperar mis machacados oídos… por otra parte, me hubiese gustado un homenaje como dios manda al gran DIO, y no una mera dedicatoria al final de una gran canción, un gesto digno hubiera sido interpretar el “Neon Knights”, yo creo que la sala se hubiera caído ante ese tema. Tampoco me convenció el final de sesión, casi pareció que se largaban aprisa y corriendo porque si no los echaban los de la sala, jajaja… me hubiese encantado verlos salir al escenario para dar las gracias al respetable, pero en fin…

    De todas formas, quedé satisfecho con el extenso repertorio que nos obsequiaron, tocaron casi al completo el álbum que les dio fama, “Volumen Brutal”, y nunca mejor dicho… echamos en falta, eso sí, la de “Casi me mato”. Aunque si por mí hubiera sido, también habría metido la del “Señor Inspector”.

    En resumidas cuentas, una velada sensacional la que se respiró el sábado en la Ciudad Condal… y para ir abriendo boca de cara a la próxima edición en dvd de los conciertos de Madrid y Barcelona (que un servidor se aprestará a comprar nada más vea la luz)… he aquí la grabación sonora íntegra (no se ha tocado nada) de la actuación de los barones en la sala Razzmatazz…

    http://www.megaupload.com/?d=WYXPRZU0

    El sonido no es todo lo pulido que hubieramos deseado, pero a pesar de las deficiencias creo que sirve como sincero homenaje a la parroquia que durante tantos años ha dado soporte y apoyo a tan legendaria banda… a fin de cuentas, eso es lo que yo realmente espero cuando compro un disco en vivo y en directo: sentir al público como protagonista y no como mero accesorio (en ese aspecto me encantan también el Aqualung y el de Bilbao).

    Larga vida al Barón y feliz vuelo a todo el mundo!!!

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s