Estatut… ¿y ahora qué?

No debe ser casualidad, seguro: hace unos dias el gobierno Zapatero aprueba la reforma laboral justo el dia que España jugaba partido en el mundial y ayer el TC hace público su veredicto sobre el Estatuto de Catalunya… justo el dia antes de que España juegue de nuevo y el ruido del partido entierre el ruido de la sentencia (en este momento, España se ha clasificado para cuartos, así que mañana la prensa hablará mucho de ello y menos de lo otro).

Todo el proceso estatutario ha sido un verdadero lío, pero no creo que lo acontecido desde hace seis años hasta ahora haya sido peor que lo que se nos viene encima. Recordemos, en diez actos, como fue más o menos la cosa: 1) ZP promete en campaña electoral catalana que apoyará el Estatuto que apruebe el Parlamento catalán; 2) Ya con Maragall de President, con el PSC en la Generalitat en un tripartido de infarto, el Parlament aprueba un estatuto de máximos poco asumible por la mayoría… de catalanes, incluso; 3) se crea un lío de narices entre PSC y PSOE, con Montilla sucediendo a Maragall como candidato a la Presidencia de la Generalitat y Artur Mas pactando con ZP los recortes al texto a cambio de vete a saber qué… o sí; 4) el Parlament aprueba por amplísima mayoría un nuevo Estatut, bastante más constitucional que el primero, al que las Cortes pasan el cepillo, en palabras de Alfonso Guerra; 5) El nuevo texto se vota en referendum por el pueblo catalán, con una participación alrededor del 40% y, entre ésta, un 75% de síes; 6) El PP recurre el texto ante el Tribunal Constitucional y enreda el tema recusando a un magistrado; 7) Se van aprobando otros estatutos autnonómicos, de corte similar, pero parece que sólo el catalán supone obstáculos a la “indisoluble unidad de España”; 8 ) El TC se enreda en sí mismo, con problemas quorum, legitimidad, conceptos… sin saber como desencallar el tema y ZP se va desentendiendo de su compromiso, tras ganar por los pelos las últimas elecciones.; 9)  Mientras todo sigue igual, se intenta desencallar la financiación catalana, al margen de la resolución final del Estatut… y el resultado es bastante digno, en relación a lo esperado y más aún teniendo en cuenta lo que hasta entonces a los gobiernos de Pujol les había parecido suficiente. 10) El PSOE se desentiende de la España plural y Montilla se pasa la mayor parte de la legislatura catalana defendiendo como puede, con orgullo y buen hacer, la autoridad de su presidencia, la dignidad de Catalunya, la relación PSC-PSOE… y clamando contra la desafección. ¡Ah! Lo de la dignidad también lo defiende la prensa catalana.

Y a dia de hoy, con avance de la sentencia del TC, aunque sin conocer su contenido exacto, la situación está envenenada. El genial periodista Enric Juliana, lo expresa bastante bien hoy en La Vanguardia. El TC recorta el texto, pero no tanto como se temía. Por supuesto, cada cual lo ve como quiere, y tanto la prensa como los partidos como los ciudadanos de a pie (que también tenemos opinión propia), vamos sacando nuestras conclusiones. Algunas de mis reflexiones (no me atrevo a llamarlas conclusiones) hoy son las que siguen.

1) Sabiendo de la importancia del simbolismo, el TC salva los símbolos catalanes (himno y bandera… y el tema lengua en general no sale mal parado), pero apostilla que el término “nación” del preámbulo carece de eficacia juríica, reafirmando varias veces “la indisoluble unidad de la nación española”. ¿Hacía falta meter más leña al fuego y recordar lo de la “eficacia jurídica” y lo de la nación española? Está claro que lo del federalismo sólo nos lo creemos algunos.

2) Se veía venir que el TC recortaría tanto como pudiese el articulado referido al Consejo de Justicia, el equivalente propio al CGPJ, y las competencias catalanas en la materia. ¿Acaso una jurisdicción que pierde competencias en una parte del territorio va a consentirlo?.

3) Resulta rídiculo que a estas alturas los acuerdos sobre financiación aún se limiten a unas cifras y no a un concepto, sólo a derechos y no a deberes, y que la solidaridad entre territorios deba ser casi por definición ilimitada. El TC parece que se carga las referencias al esfuerzo fiscal que deben realizar todas las autonomías, así que seguimos mal en la única materia que en mi humilde opinión justificaba toda la movida estatutaria (y de hecho, justificaba cualquier cambio en la regulación, sin tener que entrar en cambios estatutarios).

4) En resumen, la sentencia del TC se ha basado en una interpretación política –que no jurídica– de la cuestión catalana –que no del texto estatutario–. Pero es que también el proceso estatutario y su consideración como constitucional, ha parecido esencialmente un proceso más político que jurídico. Algo se me debe escapar, porque me sigo preguntando qué hubiese pasado si la deliberación y sentencia del TC hubiese sido anterior a la votación en referendo popular.

En cualquier caso, la pregunta es: ¿Y ahora qué? ¿Nos subimos al monte y lo cruzamos? ¿Agachamos más la cabeza para que nos den de collejas? De momento parece que vamos a manifestarnos… o no. ¿Y si el dia 10 no son más de 50 o 100 mil los que se ponen a la cola de la manifestación? ¿Cómo nuestros representantes políticos van a reclamarse portadores de una amplia voluntad catalana? España y Catalunya se necesitan, pero esto no puede seguir así. Con 5 millones de parados en España, la gente perdiendo poder adquisitivo y las instituciones mundiales con la vista puesta encima, no podemos seguir por más tiempo enredados en un debate que no nos va a ayudar a salir de la crisis.

¿Estamos en situación de emergencia nacional que justifique adelanto de elecciones o gobierno catalán de concentración y unidad? Creo que no, pero de verdad que no sé como saldremos (todos, Catalunya, España, los ciudadanos y la cohesión social y territorial…) de este trance. Debemos seguir confiando en las instituciones y en los procedimientos democráticos, pero muchas cosas han de cambiar en todas partes. Esto es una crisis institucional y política en toda regla, y necesitamos poder confiar en nuestros representantes y éstos entre sí y en sus respectivas instituciones. No es momento de populismos, pero tampoco es momento de demagogias con interés electoral. Serenidad, sentido común, respeto, confianza. Que alguien se gane la mía.

10 Comments

  1. Félix, no hay ni un político en España que se mueva por fines que no sean meramente electoralistas y mantenerse en el poder. Y en Catalunya menos. El nivel es medicore a más no poder y no generan respeto ni confianza. Hace muchísimos años que nadie se ha ganado la mía. Lo único que no me decepciona es el rock and roll.
    saludos
    por cierto, buen post, sabía que escribirías algo, como rock and roll outlaw

  2. Felix, si digo exactamente lo que pienso del tema, no va a ser interpretado correctamente. Llevo años expresándome en el mismo sentido y siempre pasa lo mismo.

    A grandes rasgos, la cosa podría resumirse mas o menos de la siguiente manera.

    Catalunya sera lo que quiera ser y hasta que no se demuestre lo contrario el margo legislativo es claro. En lo mas alto de este marco se encuentra una cosa llamada Constitución y todas las demás leyes tienen que estar supeditadas a ella. Si digo esto es pq ya en el primer momento, tras la aprobación en el Parlament de Catalunya, con los cánticos que ahí se produjeron, ya comente que nothing de nothing, que iban a surgir problemas y han sido cuatro años de problemas.

    Catalunya sera lo que quiera ser, pero para ello cada uno se ha de definir y lo contradictorio es que ciertos partidos que se autodenominan nacionalistas y se rompen las vestimentas con ciertas cosas que vienen de las españas, por los motivos que sean (bueno yo si se cuales son) nunca se mojan y siempre sale eso de “aixo no toca”.

    Catalunya sera lo que quiera ser, pero para ello se ha de trabajar en una u otra dirección. Y hasta el día de hoy solo me llega con claridad un único mensaje que es el que proviene de las filas del PP. Pasan los años y sigo acordándome de los viajes a la facultad con el coche compartido con un militante de CIU y de las largas charlas que teníamos para siempre acabar yo con las mismas palabras al referirme a CIU, : “vuestro color es el gris”. Ni blanco ni negro, siempre en un terreno intermedio. Y la verdad que no les ha ido mal durante un tiempo, y parece que próximamente podrán seguir jugando al gris en el Palau de la Generalitat. Eso si, yo, como siempre no voy a perder ni un minuto en escucharles, pues ya me se de que va la cosa. Es fácil, al final todo se reduce a lo mismo. no es el sentimiento lo que importa, lo que verdaderamente interesa es tener cubiertas las necesidades crematisticas.

    Catalunya sera lo que quiera ser, pero que nadie intente engañarnos mas, y menos aquellos que un día en un salón de un lugar llamado Majestic le entregaron las llaves del reino a un tal José María Aznar. Por cierto, ese día decidí que ya eran dos a los partidos a los que nunca votaría.

    Y cierro ya que me conozco y hay dos temas que evito hablar, uno es de fútbol y otro de política, aunque parece que hoy he realizado una excepción.

    Un saludo.

    1. Perem, gracias por este magnífico comentario que me has dejado. Casi parece un post. Tienes bastante razón. Pero para no liarnos por mail, el dia que quedemos (tenemos un partido pendiente) nos liamos con ello en el post-match, ok?

  3. Bon post, Fèlix, i millor resum de “lo acontecido hasta el momento”. Descriu força bé la sensació en què ens trobem molts de nosaltres (fins i tot alguns dels que creuen tenir més clares les coses). I encara que no ho sembli, crec que dones en el clau en una frase del post que pot semblar secundària però no ho és: ” Está claro que lo del federalismo sólo nos lo creemos algunos”. El dia 10, jo diria que seran uns quants més de 100.000 (que ja són molts!). Tampoc tinc clar que serveixi de gran cosa.

  4. ESTATUT Y CRISIS.

    Rafael del Barco Carreras

    30-06-10. El gran problema; el BCE amenaza con cortar lo que en España llaman LIQUIDEZ, y en Europa, el insondable pozo sin fondo español. Los alemanes amenazan con salirse del euro. Las quebradas instituciones españolas un peligro para la Unión, y en concreto para Alemania y Francia por acreedores y socios. Y si añadimos la noticia de que la Generalitat no puede captar mil millones de euros para pagar intereses, renovar créditos y arrastrar déficit, ni con el aval del Estado (crédito que sindica LA CAIXA) tendremos la razón del discurso político actual. Es de suponer que “sindicar” significa que ya se le debe a La Caixa, y otros muchos, con más miles de millones.

    En cuanto a otro de tantos problemas fabricados por nuestros políticos, EL ESTATUT, ignoro que es más preocupante; si que un llamado Tribunal, el Constitucional, deba consensuar la sentencia con las partes litigantes, o que esas partes se resuman en Cataluña en dos personajes, Artur Mas y Josep Montilla, amenazando con catástrofes unos días, y otros con pacíficas manifestaciones masivas. ¿Pueden movilizar a la mayoría? ¿La mayoría, que no se ha movilizado por las corrupciones y corruptos que representan, les sigue?

    Ni Montilla, con Zapatero de dirimente (que en teoría le puede echar de la Política, a él y a su mujer, suma de sueldos multimillonarios), y cabeza de unos profesionales de esa Política (PSE) enfangados en la GRAN CORRUPCIÓN o fraude inmobiliario-financiero, ni Más, o sea, Jordi Pujol (ambición de Poder y negocios) son los mejores o adecuados litigantes para ese pleito.

    Desde que hace cuatro años obtuvieron ese Estatut, en unas urnas condicionadas por la abstención, las prioridades de los votantes, y en especial las de los no votantes, han variado. La Crisis, muy palpable en Cataluña, y la toma de conciencia del femoral corrupto de la Política y sus consecuencias, altera conceptos y posibles votos. Braman desde la inseguridad. Y jugar con el respetable sentimiento catalanista, como contra cualquier credo, lanzando masas a la calle, es en este caso, más una obligación de corruptos que una razón patriótica. Convertirse en líderes del catalanismo, repartido en un 20% de independentistas y el 80% de la población basculando entre el romanticismo contra el Poder Central, con el Barça, la senyera y el catalán de banderas, con el primero de sus problemas la subsistencia diaria, pero con mayoría antiindependentista por el simple hecho de ni haber nacido en Cataluña, no parece que les otorgue demasiado liderato.

    Simplemente son unos farsantes que enfangados en el gran fraude financiero-inmobiliario se lanzarían a cualquier barbaridad antes de que la Historia, que no les debió crear, los barra demostrando la putrefacción en la que se asientan y viven como marajás.

    Ese ESTATUT ya no interesa a nadie, o por lo menos no interesa al 80% de la población. Y lo que realmente interesa, el paro, la inseguridad, los recortes salariales y sociales, impuestos, la corrupción, la quiebra generalizada, la improvisación, no lo solucionarán quienes las crearon por avaricia, o pura delincuencia, hasta el total vaciado de caixas y bancos, y endeudando a las instituciones más allá de cualquier posibilidad de pago.

    El catalanismo, tal como lo han practicado Pujol y los suyos, o ese Socialismo, subido al mismo carro, pero que parece la Falange franquista entre el discurso populista y la depredación de sus dirigentes, enturbia el panorama pero no generará la catástrofe que predican los vividores de la Política. La catástrofe son ellos mismos, y la porquería que nos rodea.

  5. Se puede estar de acuerdo con que Catalunya tenga un estatut diferencial respecto el resto de las comunidades, en que se auto-considere una nación, en que logre la independencia … se pueden debatir muchas cosas y se deben respetar las opiniones. Lo que es una falta de respeto, algo asqueroso y humillante … y en un país normal sería ilegal es que un conjunto de normas de convivencia (Estatut) aprobados por el Parlament Català, el pueblo catalán en referendum y el Parlamento Español (es decir, por los representantes del pueblo español!!!!!!) sea despedazado por 12 enchufados con toga, cuya imparcialidad es nula. ¿En España no existe aquello de la separación de poderes? ¿El poder judicial está por encima del Parlamento?
    ¿Cualquier ley aprobada en el Parlamento por mayoría puede ser mandada al TC a propuesta de un partido, donde será tachada de inconstitucional por sus amiguetes? Yo flipo.

  6. Este Estatut ya nació muerto. Recortado aquí, recortado allí. Y como dice Outlaw en su post, qué poquito que nos interesa. Es su Estatut y no el nuestro.

    A mí que me esperen, especialmente después de rebajarme el sueldo!!
    Si quieren ahorrar (que no quieren) que supriman la monarquía!!
    Y ahora me he de creer que lo del Estatut es serio y sincero, ja!!

    Take care

  7. Por ser uruguayo, no me corresponde opinar. Solo espero que todo se resuelva en lo mejor para su pais.

    Si puedo desearles suerte en el Mundial!!!

    ARRIBA URUGUAY!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s