Por qué podría haber ido a la manifestación y sin embargo no he ido

Como estos últimos días he escrito en este blog un par de textos de contenido político a propósito de la sentencia del Estatut y de la selección, me parecía incoherente e incluso cobarde no dar mi opinón sobre un acto tan trascendental como el que ha tenido lugar hoy en Barcelona, la manifestación contra la sentencia estatutaria, a la que yo NO he acudido.

Como reza el título, podría haber ido a la manifestación y sin embargo no he ido. Y explicaré por qué. Podría haber ido -o incluso, debería haber estado allí- porque yo voté a favor de este Estatut, lo cual es de por sí sola razón suficiente.  También, porque estoy convencido que Montilla ha gestionado acertadamente este período convulso, defendiendo los intereses de Catalunya como su máximo representante institucional y a pesar de que ni los socios del PSOE ni los socios del tripartitos ERC i ICV le han puesto las cosas fáciles en casi nada, y el President necesitaba todo el apoyo de los catalanes. En tercer lugar, porque en España soy catalán y, cuando se tercia, defiendo lo que hacemos en Catalunya y cómo lo hacemos… a pesar de que son demasiadas las veces y las cosas en las que no lo hacemos tan bien como deberíamos y sabríamos. Y además porque, a estas alturas, resulta evidente que algunas de las instituciones del Estado no sirven adecuadamente a la sociedad  y que la Constitución ha quedado algo obsoleta (la sociedad española ha evolucionado mucho más de lo previsto hace treinta años) y sería necesario reformarla de una vez para adecuarla a un país moderno, incluyente y federal. Es más, si dependiese de mi, el Gobierno central no pondría reparo alguno para que en Catalunya se celebrase un referendo por la independencia. Y facilitaría en lo posible lo que los catalanes decidiesen. No tiene sentido la convivencia si uno no quiere.

A pesar de todo, hace días decidí no atender a la manifestación, por varios motivos también. Empezando por el principio, porque desde el inicio del proceso estuve convencido que no necesitábamos un nuevo Estatut –y no sé si lo tengo escrito, pero la gente de mi entorno sabe de mi postura–, sino algunas competencias más (aunque la experiencia demuestra que ello no comporta necesariamente una mejor gestión) y mejorar claramente la financiación de Catalunya; y ello se podría haber conseguido con la simple voluntad política de transferir competencias y/o modificar la LOFCA o las leyes que se creyese oportuno, lo cual no sería la primera vez. Pero nos empeñamos en iniciar prácticamente un proceso constituyente, con un Estatut de trescientos artículos y la inclusión del término nación y todo lo que se deriva. Y ahí se lió todo. Y relacionado con el Estatut también, el hecho de que el procedimiento de reforma haya sido escrupuloso con la legalidad vigente, aprobado por las Cortes, sancionado por el Rey y haya sido incluso refrendado por el pueblo catalán no presupone que el contenido también lo sea en su integridad; es como si te conceden una licencia para un negocio textil al por menor y tu pones dos cortinas y tras ellas montas un burdel. Nos hemos hartado de afirmar la constitucionalidad del Estatut, pero no basta con decirlo para que efectivamente lo sea. Y sabíamos que o sometíamos a la Constitución a una interpretación relajada de sus preceptos o el margen de autonomía quedaba acotado, como así es de momento. Hemos abierto un proceso jurídico-político y ¿pretendíamos que los otros diesen una interpretación sólo jurídica y no política?

Estatut al margen, la propia manifestación del 10-J era el otro gran motivo que me echó atrás. No puedo sentirme cómodo en un acto cuyo lema reza “somos una nación, nosotros decidimos”. Yo decido cada cuatro años cuando deposito mi voto en las urnas. Pero es que sobre el término nación, no tengo ningún sentimiento especial de pertenencia a la nación catalana (posiblemente tampoco a la española, aunque algunos dirán que si reniego de una es porque soy nacionalista de la otra). Lo entiendo como algo abstracto y que forma parte de un imaginario, por supuesto respetable, comprensible y defendible, pero que no es el mío. Tenemos una historia, una cultura, una lengua y una tradición propias (y un derecho civil también) y eso nos da un bagage como sociedad espectacular. Y el resto de la mochila la llenamos con la experiencia de compartir todo eso con el resto de España (o las Castillas de hace siglos), y de aprender de los éxitos y de los errores, propios y ajenos. Lo que debería convertirnos en una sociedad vanguardista, segura, dinámica, abierta y flexible. Pero por desgracia, lo que reclamamos a España para Catalunya -pluralidad, autonomía, etc,- la negamos de puertas adentro. Aquí, si no eres catalanista (ahora ya nacionalista, puesto que casi todos los representantes reclaman la nación) estás fuera de la oficialidad. O dicho de otra forma, del pensamiento políticamente correcto. Y así nos va: la ausencia de crítica empobrece.

Añadiré que a mi a mi este tipo de manifestaciones me escaldaron hace años, cuando a mediados de los 80’s nos manifestábamos contra las reformas educativas socialistas, y todas las protestas en la calle se convertían en proclamas independentistas. Y me incomodan desde entonces. Y como era previsible, las esteladas (banderas independentistas), los gritos pro independencia y algún “bote, bote, español el que no bote” se han llevado el gato al agua y, a pesar de que había gente con intereses y textiles diversos –he pasado por la zona y lo he constatado–, a mi entender el independentismo y el nacionalismo han salido reforzados del unitarismo de la manifestación.

Veo el mérito de la convocatoria, y valoro el éxito de la misma: más de un millón de personas en pleno julio y por un tema así es para felicitar a los convocantes. Pero a propósito de un comentario en twitter del convergente Miquel Quintana (persona a la que recomiendo seguir si te interesa la política) en la que comentaba que el millón y medio de manifestantes de hoy representan un 33% del censo electoral catalán, me pregunto cómo es que con ese 33%, que se siente representado por el 90% en el Parlament de Catalunya (y, añado, a mi también me representa una parte de ese 90%), Catalunya va defender su dignidad ofendida. ¿Qué pasa con el 66% del catalanes que no acudieron hoy a la manifestación?

23 Comments

  1. Por qué no he ido a la manifestación y sin embargo a cada segundo que pasa estoy mas convencido de que tenía que haber ido.

    En principio mi comentario, tras leer parte de el PDF de la sentencia del TC iba por otros derroteros, pero para que realizar un comentario extenso si al final, Felix, tu das con el “meollo” de la cuestión.

    Felix dijo:

    “Pero a propósito de un comentario en twitter del convergente Miquel Quintana (persona a la que recomiendo seguir si te interesa la política) en la que comentaba que el millón y medio de manifestantes de hoy representan un 33% del censo electoral catalán, me pregunto cómo es que con ese 33%, que se siente representado por el 90% en el Parlament de Catalunya (y, añado, a mi también me representa una parte de ese 90%), Catalunya va defender su dignidad ofendida. ¿Qué pasa con el 66% del catalanes que no acudieron hoy a la manifestación?”

    Que fácil sería contestar a esta pregunta, que fácil sería que de una vez por todas, con motivo de clarificar de una puñetera vez lo que esta sociedad quiere y que de una vez por todas los porcentajes fuesen claros, y quedase reflejada la realidad de este ente tan complicado de entender llamado Catalunya, se pudiese realizar el tan cacareado referéndum o consulta, pero no hay manera, demasiado miedo a lo que de ahí pudiese salir hay, y eso hace que basándose, una vez mas, en su anti constitucionalidad, se prohíba algo tan democrático como escuchar la voz popular.

    Mientras esto no ocurra, seguiré sin saber si ese millón de personas (que evidentemente son menos, ya que en este itinerario, por mucho paseo de gracia que sea, no caben tanta gente) son representativas de algo, o si los gritos que pude escuchar el pasado miércoles con motivo de la victoria de España, y ese coche paseándose con el himno español a todo trapo por delante de mi casa, un himno con letra, y con unos coros que, sin saber exactamente cual es, no tengo duda de que como mínimo es falangista, representan alguna cosa también.

    Sea como eso, la realidad de donde vivimos es complicada, demasiado complicada y encima tengo la sensación de que a la vez se ha vuelto peligrosa. Con lo fácil que sería encontrar un modelo de convivencia en la que todas las partes se encontrasen cómodas, pero no, preferimos que las partes radicales sean las que marquen el camino, y que nadie dude que esas partes radicales solo tienen un fin, que no es otro que el enfrentamiento.

    Saludos, Felix.

    Prometo, que la próxima vez será para hablar de música ,de cine……..

    1. Gracias Perem por el comentario. Ya ves que yo también he comentado que habría que promover el dichoso referendum y canalizarlo adecuadamente para que el sentido de la votación fuese realidad. En fin, tengo pendiente buscar agenda y vernos. Salud.

  2. Interesantísmo post, como no podría ser de otra manera.

    En su día voté a favor de este Estatut.
    Yo no decido cada cuatro años. Yo decido cada día. No delego y luego me callo. No dejo de ser ciudadano ni un momento, ni un instante. Ya hace tiempo que tengo decidido mi voto para el otoño.

    Ciertamente, no hacía falta un nuevo Estatut. Y el que se hizo, se hizo mal, se recortó aquí y se recortó allá.
    Los individuos somos objetos de derecho, pero nunca las naciones. Entre esos derechos, está el de decidir si se quiere una convivencia con una comunidad cultural u otra, pero la nación, en sí misma, como ente abstracto, carece de derechos.

    Todos los políticos, todos, están jugando con el empobrecimiento que supone la falta de crítica. Todos.
    Afirmativo, estas manis tienen derivas independentistas, pero…¿para qué se ha hecho? no me creo que ningún político que estuviese ayer esté convencido que ahora va a cambiar nada en el panorama del “problema catalán”. Al PSOE (y todavía más al PP)le da lo mismo un millón y medio que quince. España es España y Catalunya una molestia, así que hay que seguir con el desprecio.
    Porque si bien es cierto lo que dices de la política aquí, no dices nada de la política allá. De la mala fe. Del desprecio. Del desprecio continuo hacia la lengua, al bagage social espectacular. Del desprecio y del racismo. Y me refiero a experiencias personales.

    Y no, tampoco he ido, Y sí, ha sido un éxito de convocatoria. Pero la mezquindad de los políticos va a hacer que todos tengan razón pues todos los manifestantes les estavan apoyando a ellos, pues les debemos votar y estar callados durante cuatro años. O solo podemos abrir la boca para apoyarles.
    No me los creo. A ninguno de ellos. O al menos a los que van a decir que ellos tienen la razón y los demás estamos equivocados.
    Por eso me quedé en casa. Pero no estaría mal acabar este lío con un órdago:¿no sería divertido que en otoño ganasen en el Parlament una opción claramente independentista y que se retirasen los diputados de Madrid, etc, etc, etc.?

    Espero que se me entienda, que a estas horas todavía no estoy despierto al 100%.
    Ale, me voy a currar.

    1. Se te entiende a las claras. No he dicho nada de los políticos de allí en concreto, pero creo que en mi post, y en el otro que escribí tras conocerse la sentencia, ya apunto que esa España y sus representantes están en descomposición. Coincido contigo en que son los ciudadanos los sujetos de derecho, no los pueblos ni naciones. Un saludo, company.

  3. Yo creo que una cosa es la ventaja oportunista que los políticos pueden sacar de problamáticas como esta y otra muy distinta, el sentimiento popular, sincero y auténtico de un pueblo sobre como quiere que sea su futuro. Yo me adhiero a esa segunda visión, me identifico y solidarizo con quienes hoy/ayer han expresado libre y soberanamente en la calle sus opiniones y sus sentimientos en Barcelona, y me declaro, como internacionalista y revolucionario, defensor de que todos los pueblos que lo deseen (vascos, catalanes, galegos, palestinos, de donde sea) puedan ejercer su derecho a la plena autodeterminación si esa es su voluntad mayoritaria.
    Y espero que algún día se entienda en España que eso no es una afrenta contra nadie, ni es odiar a España ni nada parecido: es una reivindicación legítima y justa, a mi juicio, quizá discutible en algunas formas, pero no en el fondo.
    Salut, companys!

  4. Yo me he acercado a última hora y directamente a Tetuan. No me apetecía estar parado durante 2 horas en Diagonal/Pg. de Gràcia con la niña a brazos y ese calor … jejeje.
    Hombre Felix, el otro 66% no es que no haya ido por no estar conforme. Si contamos con los que están de vacaciones, los abuelos que no están para follones masivos, los que curraban, los que no tenían un transporte adecuado, a los que sencillamente les daba palo bajar a BCN o salir de su piso en BCN con el calor que pegaba … nos damos cuenta que esos 1,5 millones (1,1 según la Urbana) son muy muy muy representativos. Por lo demás, tus comentarios siempre tienen seny y moderación y esta vez no es diferente! Lo que me empieza a quedar claro que la que necesita una reforma urgente es la Constitución de 1978, hecha con miedo de no moletar al todavía caliente franquismo. En 32 años nos hemos quitado unos cuantos complejos. Y lo que me provoca nauseas, ya lo dije el otro día, es que el TC esté por encima del Parlamento. Es decir, que “12 hombres sin piedad” rijan nuestro destino.

  5. Pues coincido con casi todo lo que dices en tu post; en mi opinión lo vital es reformar la Consitución y permitir los referéndums por la independencia; quien no quiera estar, que no esté, y punto, mejor ser buenos vecinos que malos compañeros de piso y, a parte, basta ya de que la coartada para la ineficacia y mala gestión sea que la culpa es de otros.
    Por otro lado, yo no voté el Estatut, porque me pareció que nos tomaban el pelo, aquí y allí; y lo digo habiéndome leído en su momento el proyecto que aprobó el Parlament y el que finalmente se aprobó, y conociendo razonablemente bien la Constitución. Y más bien me sorprendió lo poco que se delcara inconstitucional, aunque no he leído la parte “interpretativa” ni los fundamentos de toda la sentencia, pero vamos, que como empezba diciendo, habría que modificar la Constitución ya, porque si no es perder el tiempo o es hacer que se vaya por las bravas…

  6. Coincido en mucho contigo rocks, como procede en personas de especial inteligenciA 😉
    Yo iba a ir a la maní. No tanto por el estatut como pq lo q aprueban los poderes legislativos (parlament-referéndum-congreso) no pude modificarlo políticamente el judicial. Y digo ploticamente, q si se tratara de fundamentos jurídicos no habría nada q decir.
    La le es la ley, y no una interpretación particular según la ideología del juez. Si no es así el estado de derecho se va a la mierda y que nos gobierne del bosque, q al menos es educado. Hasta ahí yo iba a la maní.
    Pero también iba a ir con la emoción a cuestas de la final del mundial. No soy especLmente nacionalista de nada. Y mi protesta manifestante era entra un procedimiento, contra un Ataque a la sociedad, contra una tremenda pamema. No contra España sino contra una forma de entendería por encima de la ley y la concordia.

    Pero no fui.

    Yo me hubiera manifestado detrás de la bandera catalana, la q acoge a todos los catalanes, y del President, q lo es de todos y, onubense él, ha sido, al menos esta vez, el mas caalan de todos.
    Yo iba detrás del interés y el cabreo común. Pero chico, esta CATALUNYA nuestra no es tan diferente de la castellana España y nuestros políticos no son mejores q los de Madrid. Yahi no me pillan. Detrás de mensajes q no tienen a ver no voy. Detrás d repartos de sillas, posturitas y quien la tiene mS larga, no. Ridículo papel ha hecho omnium y ciu. Que pena. Hubiéramos podido ser dos millones pero las elecciones se juegan con antelación y los supuestos patriotS olvidan la nación-país-sociedad cuando su corralito esta en juego.

    Y no fui. Me alegroque fuera un éxito. Deploro la deriva ideológica a tomo. Y en forma de protesta de la protesta, me fui con mi mujer y mis hijos a la fiesta gAy de Sitges libertad radical en estado puro. Quizás tendríamos a ser mas gays. Cisca CATALUNYA. Y esta noche, a por el mundial!

    (perdona rocks por la utilización excesiva de tu blog. Pero no me podía reprimir)

    1. Santillana, lo de la inteligencia lo dices por ti, ¿verdad?, jaja.
      En fin, que ya sabemos todos donde estamos y lo que estamos dispuestos apoyar y lo que no. ¿Cenamos barbuts o no, nen?

  7. Felix, hace tiempo que sigo tu blog. Y hoy me he decicido a escribir por primera vez. Soy catalán y ahí van mis motivos para no ir a la mani…

    La historia comienza con una clase política que lía la manta a la cabeza y mete a hacer un nuevo estatuto cuando el pueblo no lo pedía. Al menos no había un clamor social demandando un nuevo estatuto de autonomía.

    El govern decide hacer una ley por su cuenta y riesgo para tener más “autogobierno”. Es decir, los que mandan quieren hacer una ley para poder mandar sobre más cosas. Es la busqueda del poder por el poder a la que nos tiene acostumbrado ya el tripartit.

    Gastan su tiempo y sus esfuerzos y, al final, sacan adelante la ley. Montan el referendum y se aprueba con una participación bajísima. Con ello se constata que al pueblo la idea del nuevo estatuto ni les iba ni les venía.

    Conste que la baja participación del referendum no deslegitimiza el estauto (ya que se aprueba de forma democratica) pero sí a una clase política que se aleja cada vez más del pueblo.

    La tira de años más tarde (ya les vale a algunos) resulta que una parte fundamental del estatuto es incostitucional. Algo que se supone que los sesudos políticos ya debían saber. Total, que se han dedicado a hacer una ley que al pueblo se la traía al pairo y no han sido capaces de hacerla bien.

    A resultas de todo esto, se nos convoca a una manifestación para sacarles las castañas del fuego. Pues no señores!!! Hace ya mucho tiempo que uno se ha cansado de TODOS ustedes (los un lado y los del otro) y no se pondrá a su lado tras una pancarta, se pida lo que se pida.

  8. A propósito de la manifestación de ayer, decía Lluís LLach que le fastidia que sus canciones de hace 30 años aún tengan vigencia reivindicativa. Con el mismo motivo, a mi fastidia que mis posts políticos den más que hablar que mis posts rockeros. O los otros no son buenos, o estamos todos demasiado quemados con la situación política y necesitamos desahogarnos. Gracias a quienes leeís y comentáis, en cualquier caso. Está bien escribir y que te lean, pero es mejor conocer lo que opinan los demás.

    1. Posts rockeros? ah, pero a ti te gusta el RnR? Primera noticia, jajajaja

      Anyway, más vale ser pocos pero buenos!!!

      Ah, ¿cómo puedo demostrarte mi agradecimiento por como me facilitaste todos los aspectos logísticos y humanos en el Azkena? cómo?

      Porque ciertamente tu vives el RnR en primera línea de fuego, pero tienes cabeza y eres compresivo con los tochos como yo…

      En fin, ya te lo he dicho antes: somos pocos pero buenos!!!

  9. hey i think reel tahat for you that is greet i belive in turkey every think is bad i follow my way thanks bb i liked that teşekürler çorum haber,çorum haberleri,çorum son dakika

  10. Me siento totalmente identificado con tus palabras. No podría expresarlo mejor. Solamente añadiré que aunque yo nunca he tenido un sentimiento especial de nacionalismo de ningún tipo, sí que no puedo compartir los sentimientos anti-españolistas y/o independentistas que parecen querer empeñarse en demostrar tenemos los catalanes. Y esta no es una opinión expresada como parte de un ideario político.
    Es más sencillo. Yo he nacido en Catalunya, hablo habitualmente el catalán, mis amigos han nacido casi todos como yo aquí (con algunos hablamos catalán con otros no), mi mujer es de aquí y habla en casa con su padre en catalán (su madre es de granada), mi hijo ha nacido también aquí, hemos vivido siempre en Cataluña, etc…pero mi familia es de Asturias. Integramente. Es decir, cómo puedo identificarme con un sentimiento que es contrario a mis propias raices? Es sólo una questión de respeto a mi propio pasado cultural. No acepto sentirme obligado a tener que elegir entre mi bagaje, llamémoslo ancestral-cultural y mi entorno social-cultural.
    Acepto, entiendo y respeto que para otras persona la situación es completamente contraria a la mía, y que por ello su sentimiento de independencia sea tan fuerte.
    Pero, justamente por eso, por pluralidad, me gustaría respeto. Respeto por la hetereogeneidad. No somos un pueblo que se expresa con una voz (y si no estás dentro estás mal visto, por decir lo menos…) si no, somos un pueblo que se expresa con muchas voces…

  11. Que curioso… Acabo de llegar a este blog buscando algo de información musical (el título de R’nRMF me parecia sugerente) y resulta que encuentro un post y unos comentarios sobre el tema estatut/identidad/manifestación de los mas interesante.

    Lo primero que me ha sorprendido gratamente ha sido constatar que no soy un “rara avis” y que comparto estado “politico/social” como otros catalanes.

    Soy uno de estos, nacido en Catalunya y con la raices repartidas entre Catalunya y la Meseta. No tengo problemas de identidad, ya que no me motiva especialmente la defensa de terminos identitarios como pueden ser Catalunya o España.

    Todo y así, no negaré el papelon del Constitucional (via recurso del PP) me ha mosqueado bastante. Creo que los tribunales deban legislar. Creo

    Yo tampoco fui a la manifestación. Me encontraba fuera de Catalunya, aunque probablemente tampoco habria ido de haber estado aquí. El tema de Omniun y la división de cabeceras ya apuntava la deriba. En otras circunstancias si que habria asistido ya que
    Por cierto en esa fecha me encontraba en Castilla disfrutando de lo que aportan la mitad de mis raices y curiosamente, me vi envuelto en una sobremesa en la que me encontré defendiendo

    En cualquier caso, uno acaba cansado

  12. Ahora si…

    Que curioso… Acabo de llegar a este blog buscando algo de información musical (el título de R’nRMF me parecía sugerente) y resulta que encuentro un post y unos comentarios sobre el tema estatut/identidad/manifestación de lo más interesante.

    Lo primero que me ha sorprendido gratamente ha sido constatar que no soy un “rara avis” y que comparto estado “político/social” con otros catalanes.

    Soy uno de estos, nacido en Catalunya y con la raíces repartidas entre Catalunya y la Meseta. No tengo problemas de identidad y no me motiva especialmente la defensa/ostentación de términos identitarios como pueden ser Catalunya o España.

    Todo y así, no negaré que el papelón del Constitucional (vía recurso del PP) me ha mosqueado bastante por lo que representa de deslegitimación del ejercicio de la democracia.

    Yo tampoco fui a la manifestación. Me encontraba fuera de Catalunya, aunque probablemente tampoco habría ido de haber estado aquí. El tema de Omniun y la división de cabeceras ya apuntaba la deriva. Pero sí que me habría gustado dar apoyo a una protesta unitaria en defensa de lo aprobado en el referéndum.

    Por cierto, en esa fecha me encontraba en Castilla disfrutando de lo que aportan la mitad de mis raíces y, lamentablemente, en más de una ocasión me topé con la falta de voluntad de algunas personas en intentar entender lo que pasa en Catalunya, cuando no el mayor despreció.

    Prácticamente igual que pasa aquí con otras personas, pero en sentido contrario, es decir, hacia España.
    Curiosamente para unos soy un radical independentista y para los otros soy un traidor a mis orígenes.

    Y en esas estamos. Que los exabruptos de unos, se amplifican de tal modo en los medios, que acaban pareciendo el sentir general y condicionan las decisiones importantes de nuestro día a día.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s