Santana, Guitar Heaven (2010)

Carlos Santana versionea algunas de las más grandes canciones guitarrreras de todos los tiempos en su último disco, Guitar Heaven (2010). Cuenta para ello con invitados ilustres a las voces y, como suele ser habitual en estos casos, el resultado es irregular. Siempre me ha gustado el sonido de su guitarra pero hace años que no aporta nada al panorama del rock, así de claro, y supongo que con esto  no pretendía conseguirlo, aunque le reportará pingües beneficios.

Photograph, con Chris Daughtry, un finalista del reality musical American Idol, no progresa adecuadamente. La versión no tiene nada especial y desde luego ni se asoma a la original de Def Leppard.

Scott Weiland y Chris Cornell no desentonan para Whole lotta love (Zeppelin) y Can’t you hear me knocking (Stones), y por supuesto las combinaciones Santana-Joe Cocker para el Little Wing de Hendrix, o con Johnny Lang para I ain’t Superstitious (blues de Willie Dixon y Howlin’ Wolf, que popularizó Jeff Beck junto a Rod Stewart),  también suenan convincentes, sin que en cualquier caso ninguna de ellas aporte nada que no aconseje volver a la original. Pero mi versión favorita del álbum es la que se marca con el rappero neoyorkino Nas y una chica de voz tremenda a los coros, Robyn Troupe: Back in  Black. [el video que sigue es claramente un montaje que he encontrado, pero me ha gustado]

Y otra que no está mal es la revisión de Dance the night away de Van Halen, donde Pat Monahan, vocalista de la banda californiana Train, cumple más que decentemente haciendo de David Lee Roth. Y quién lo iba a decir, siendo el autor de uno de los éxitazos de los últimos meses en USA, Hey Soul Sister, que tiene poco que ver

Aunque aquí la gracia estriba en ver qué hace Santana en su papel de Eddie Van Halen, y su estilo es tan distinto que hace lo que debía: otro tipo de solo y a otra cosa.

4 Comments

  1. Santana, sin quitarle su aportación al mundo-guitarra, siempre me ha parecido un plasta insoportable al que no sé quien le compra discos.
    En este post, lo más interesante es la cancioncita pegadiza de Train. Y con eso lo digo todo.
    Sí, lo siento, le tengo manía a Santana (y a todos los guitarristas que tocan con el triple de volumen del necesario para que se les oiga bien. Excepción hecha de B.B.King al que, como es el King, se le debe perdonar todo).

  2. Santana hace ya mucho tiempo que dejó de aportar algo bueno al Rock.
    Para mí, Santana va desde su primer álbum de 1969 hasta Marathon. Ahí se acaba todo. Su producción a partir de entonces da muchos altibajos con obras totalmente irregulares. La mayoría totalmente prescindibles.
    Pero bueno, siempre nos quedará Caravanserai.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s