5 discos, 5 singles: Reckless

[post actualizado el 6.10.10] Bryan Adams, Reckless (1984). Esto puede sonar a sacrilegio entre la parroquia rockera, pero hubo un tiempo, en los 80’s, en los que Bryan Adams era uno de los grandes en términos musicales. Las baladas eran buenas y las guitarras escupían rock’n’roll. Reckless fue un éxito y es otro de esos discos imprescindibles en cualquier discoteca. En 1992 la industria americana (RIIA) certificó que llevaba despachadas cinco millones de unidades en el mercado americano. Y ello gracias a singles como Heaven, que fue numero 1 y fue el que catapultó también a la cima a Reckless, Summer of ’69 (#5), Run to you (#6), It’s only love (#15), Somebody (#11) o incluso One night love affair (#13)

Ya puestos recomiendo que te hagas con este video, un concierto de Adams grabado en marzo del 88 en el Werchter Festival de Bélgica, con el personal bajo la lluvia. De lo mejor que he visto nunca.

13 Comments

  1. Supongo que puede sonar a sacrilegio y al fín y al cabo el solo se lo ha buscado con ese montón de discos indignos,pero como bien dices es justo reconocer que en los 80 fué muy grande,justo hasta que se separo de Jim Vallance y sacó aquel mediocre Waking Up The Neighboughrs y su mortífera balada de los mosqueteros,aquello fué el fín para el Bryan rockero.
    A mí hasta entonces me gustaba mucho e incluso disfruté un disco bastante ninguneado como Into The Fire y guardo bastante material raro de aquella época,entre el cual está una copia japonesa del directo Live,Live,Live!!!,por aquel entonces inédito y por la que pagué bastante dinero y que no es otra cosa que el audio del concierto que tu comentas.
    Gran,gran directo.

    1. Tengo ese LiveLiveLive original, que finalmente se editó por aquí. El video lo grabé de la televisión catalana, en un tiempo en el que pasaban conciertos, y es una actuación espectacular.
      Yo incluso disfruté el Waking up…, básicamente porque intentó sonar como el Hysteria de Def Leppard con Mutt Lange produciendo. Y pude verlo en aquella gira por primera vez y realmente me gustó.

  2. excelente disco. Mi bautizo con Bryan Adams y uno de mis discos favoritos de siempre. Todas,absolutamente todas son singles.Yo tambien pagué mucho dinero para tener la versión japonesa del LIve!Live!Live!, recuerdo comprarlo en el 92 en Paris. Tambien disfruté mucho con el Into The Fire, y aunque parezca mentira,supongo que por todo esto, aun sigo a Bryan Adams actualmente, pero nada volverá a ser igual.

    1. Cierto, parece mentira que aún lo sigas actualmente. Yo hace años que no, aunque de hecho lo llegué a ver en directo en el 2000 o así en Barcelona y aquello sí fue patético, con Adams al bajo, en plan powertrio. Ni su formidable guitarrista de los 80’s había aguantado en aquel barco a la deriva.

  3. A mí precisamente lo que me tiraba atrás del Waking era ese sonido tan a lo Deff Leppard que tenía debido,entre otras cosas,como bien dices,a la producción de Mutt Lange,para sonar a Deff Leppard ya estaban Deff Leppard.
    El video de la actuación es alucinante,yo no pude verlo hasta hace unos años,ya en la época internet, y después de todos estos años habiendo escuchado el Live,Live,Live!!!! ponerle imágenes fué algo curioso y a la vez tremendamente gratificante.
    Y mi experiencia con él en directo también se remonta a la gira del Waking en Alemania donde lo ví por primera vez,creo que a España había venido en la gira Into The Fire pero no acudí.
    Posteriormente lo ví en el 94,gira 18 till i die en un desangelado Sant Jordi a mitad de capacidad y con una cortina separando el pabellón debido a la escasa audiencia.Un concierto con todo tipo de problemas incluído un corte de luz y donde él y la banda le tuvieron que echar coraje en un pequeño escenario que llevaban para tocar un mini-set de rock and roll clásico.
    Y la gira a la que se refiere Félix creo que fué la del año 99,yo lo ví en la plaza de toros Illumbe de San Sebastián y me juré que sería mi última experiencia en directo con él.Uno de los shows más bochornosos que he presenciado en mi vida.

  4. Celebro la magnífica mención a uno de los grandes del rock. Sin duda es alguien que nos ha hecho vibrar durante años, y además como guitarrista y músico que soy, considero que la guitarra de Keith Scott (su fiel compañero de armas) es una de las mejores guitarras de rock de las últimas décadas. Su estilo es elegante y límpio como pocos, y hace gala de un clasicismo que el oido agradece, en una época en la que todos tratan de sonar a su manera. Tal vez por eso haya pasado tan desapercibido como guitarrista.
    Y Bryan, qué decir de él, una de las mejores voces del rock desde siempre.
    No comparto las críticas de los que se niegan a sus experimentaciones. La resistencia al cambio del público es un palo en la rueda de los músicos que se atreven a innovar y a reinventarse. Pero no pasa nada, eso tambien les ha pasado a tantos otros grandes… desde Genesis hasta Bon Jovi. Te cortas el pelo y cambias un poco de sonido, y se te echan encima las hordas de guardianes del dogma rockero.
    Estamos viendo a Peter Gabriel y a Sting sinfonizar sus obras, pero eso es para mayor gloria de la música, y no para ser objeto de crítica. A los creativos, y en especial a los músicos, por favor, dejémosles innovar como quieran y reinventarse tanto como les apetezca.

    Bueno, lo dicho, Bryan Adams, grande entre los grandes.
    Abrazos rockeros

  5. ¿Palos en las ruedas?¿Innovación?¿¿¿¿¿¿??????
    Seguramente el proceso de “experimentación” ha debido ser fascinante para,de crear discos como Cuts Like A Kinife,Reckless o Into The Fire terminar haciendo un dúo con una Spice Girl,pero que sabremos nosotros pobres rockeros,ya sabes,te cortas el pelo,cambias de sonido…………..
    Solo una cosa más,respecto al concierto del 99 en Illumbe aparte del bajísimo estado de forma del grupo,el público era…….no se como decirlo,jamás me he sentido tan fuera de lugar,jamás.

  6. Este es un discazo y punto.Y si no se valora más es por los prejuicios que hay en la parroquia rockera sobre loque es ono es cool.

    Y si,es ciertoque discograficamente lleva 15 años aburriendo a las marsopas(a mi si me gustó Waking Up The Neighbours),peroen directo,cuandotoca los clásicos aún patea culos.

    Un saludo

  7. Disco increible. Y además, que banda¡¡¡. Se que no es lo mismo, pero siempre me recordaron a la muralla sónica que levantan cuando se ponen la E Street Band. Aparte del mencionado Keith Scott, Tommy Mandel a los teclados y la sección rítmica con el también infravalorado Dave Taylor y , este sí, el enorme Mickey Curry a los tambores. Una apisonadora. Tuve la suerte de verles en el añorado pabellón del Madrid en la gira de Into the fire y aquello fue apoteósico. Además fue mi primer concierto “de verdad” y me dejó una llama dentro que muchos años después y a pesar de muchas circunstancias, sigue encendida. Para mí, a pesar de arqueritos y Spices varias (mea culpa, la cancioncilla en cuestión no me desagrada, que le vamos a hacer), uno de los grandes.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s