Wildside 1990-1998

Chequeo en el bloc y me doy cuenta que salvo en un reciente post sobre Dan Baird, jamás he escrito nada sobre mi pasado musical. Musical como músico (o algo parecido), no como fan ni periodista. Pues esta va a ser la primera propiamente y tal vez no sea la última. ¿El motivo? Qué hemos decidido matar oficialmente a nuestra antigua banda, Wildside, ya que en su momento, simplemente lo dejamos, sin más. Bueno, yo lo abandoné antes; pero eso es parte de la historia, que aprovechando el revival, ya iré contando.

Hace unas semanas, Marc Bassols, vocalista del grupo e impulsor de casi todas las iniciativas que tuvimos, nos mandó un mail al resto (Roger Bassols, Alex Miras y Santi Serratosa) con un documento que hablaba de la resurrección y muerte definitiva de la banda: Wildside 1990-1998. Intercambio de mails, una cena en Vic para concretar y manos a la obra. De hecho, las manos a la obra ya las puso Marc hace unas semanas y el solito parió una web (Wildside.cat), abrió página en facebook (Wildside 1990-1998) y también en myspace (http://www.myspace.com/elswildside). Y según parece, fue nuestra discográfica, Discmedi, quien colgó nuestros discos en Spotify. O sea, que el trabajo sucio, nos lo encontramos hecho. [Marc, penso que ens falta un canal youtube]

A partir de aquí, veremos. Tocar algo tiene su gracia, pues tengo la guitarra apolillada y los dedos entumecidos; tocar mucho o intentar una resurrección seria tiene más bien poca; y poco tiempo tenemos todos. ¿Pereza?. [Qué poco me gustan Pereza, el grupo!]. Una muerte digna, a eso sí me apunto.

Si entras en la web o en el facebook podrás encontrar fotos y videos, todo bastante sonrojante visto con los años. Siempre he dicho que nosotros fuimos la prueba de que en aquella época en Catalunya cualquiera podía grabar un disco. Pero no me arrepiento en absoluto. ¡Qué diablos! Yo nunca quise ser músico, sólo quería tocar la guitarra y las canciones de los Stones, la Creedence, AC/DC, The Cult, Ramones, Loquillo y Trogloditas… Pero resulta que componer no se me dio mal -no se NOS dió mal-, grabamos unos discos, dimos unos cuantos conciertos -grandes y pequeños-, recorrimos Catalunya, sus garitos y sus radios locales, nos pagamos unas vacaciones en Mallorca… y me compré con la pasta de los derechos de autor mi deseada Gibson Les Paul Standard. ¿Qué más se puede pedir? ¿Sexo? Un mito, salvo para Kiss. ¿Drogas? Jamás me interesaron. ¿Rock’n’roll? Para siempre.

Imagen promocional del segundo disco, "Un segon"

9 Comments

  1. Ja, ja, ja, ja. Al escuchar los temas en spotyfy he recordado haber escuchado alguna en la época. sobre todo la versión de LLach. Quién me lo iba a decir a mi que luego te conocería. Hay que me gustan más y otras menos pero lo que si es evidente es que las influencias que decías tener se reflejan perfectamente en las canciones. Saludos!!!

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s