LZ 10/10: The End

Llego al final de la serie zeppeliana con un poco de literatura, pues reconozco que en los ultimos posts no me he vaciado demasiado. Como atestiguan los comentarios de David y Quique, seleccionar diez canciones de Led Zeppelin resulta ardua tarea. Estamos hablando de uno de los grupos definitivos de la historia, junto a Beatles y Rolling Stones, lo más influyente que ha dado el rock británico jamás, sin ningún género de duda. Ni Pink Floyd, ni Sex Pistols, ni The Who.

Para no iniciados, basta con saber que el grupo lo formaban Jimmy Page (guitarra), Robert Plant (voz), John Paul Jones (bajo y teclados) y John Bonham (batería) y que reinaron por todo lo alto en los 70’s. Page, músico de sesión que empezó a destacar en público con los Yardbirds tras sustituir a Eric Clapton y a Jeff Beck (aunque con el último simultaneó), fundó el grupo en 1968 y tuvo la suerte (o el olfato) de contar con los mejores músicos que dio el rock en aquella época. Lo tuvieron todo: la imagen, las canciones / los discos, parafernalia y misticismo rockero (a Page le iba el satanismo y además fueron los auténticos precursores de los fiestorros hoteleros en el universo musical). Hasta que en 1980, Bonham fue hallado muerto después de una de sus legendarias borracheras. Su música es un compendio perfecto de blues, folk y rock, y se dice que mientras que Black Sabbath fueron los creadores del heavy metal, a Led Zeppelin se debe el nacimiento del hard rock. Su legado mientras estuvieron en activo incluye 8 discos de estudio, uno en directo y uno de rarezas poco después de la muerte del batería.

La selección de temas que he posteado estos últimos dias no tenía más pretensión que dar a conocer (o revisar, para quien ya esté familiarizado) canciones diversas del grupo, huyendo de las 3 más clásicas, a saber: Whole lotta love, Rock’n’Roll y Stairway to heaven , que deberían estar en cualquier Top 10 del grupo sin dudarlo, junto a muchas otras que estos dias no he destacado más que nada por no romper la serie (un tema por disco) y autocontrolarme con la selección.

Yo descubrí a Zeppelin en 1985, en su actuación en el Live Aid (en la que Phil Collins ocupó el puesto del malogrado John Bonham). Aquella actuación me pareció entonces memorable y me compré sus dos discos más clásicos, o los que me parecían a mi que lo eran, el II (1969) y el IV (1971) pues incluían los temas que interpretaron en aquella actuación. Pero me llevé un chasco de muerte, pues a la primera escucha no entendí nada de nada. ¡Que material más raro!, pensaba. Y aparqué aquellos discos en beneficio de los otros dos grandes grupos de hard rock que conocía entonces: AC/DC y Deep Purple. No debió ser hasta ’87 cuando con el auge nuevamente del hard rock, gracias a Guns’n’Roses, The Cult, etc…, me agencié la discografía enterita de Zeppelin y empecé a degustarla como merecía, también con más de mi parte y mayor conocimiento de causa. Por si eres de los que aún no te has puesto, o bien con la serie de poste te ha entrado el gusanillo, ahí van unas recomendaciones muy personales:

¿Por qué disco empezar? Led Zeppelin IV (1971), que es el más famoso, más que nada porque incluye Rock’n’Roll y Stairway to heaven, dos temas ganadores y archiconocidos, pero también Black Dog, Going To California o Misty Mountain Hop. Durante mucho tiempo siempre cité Stairway to heaven como la mejor canción de la historia, y creo que dejé de hacerlo por cansancio de tanto escucharla. Ahora hace tal vez diez años que no la escucho y al revisar el video me estoy sobrecogiendo nuevamente. Maravillosa.

¿Cuál es el mejor disco? Dando por sentado que todo lo que hicieron en su época es espectacular, y que el IV también podría merecer ese honor, me quedaría con Led Zeppelin III (1970), muy acústico, con tintes muy folk, pero muy variado al mismo tiempo. Incluye Inmmigrant Song (lo más salvaje del álbum, uno de mis 5 temas favoritos del grupo), Since I’ven been loving you, Tangerine, That’s the way, Celebration Day, Bron-Y-Aur

Las portadas. LZ cuidaron muchísimo la presentación de sus discos. En CD no se aprecia tanto, pero en vinilo aquellas portadas quedan soberbias. Como ya he escrito otras veces, una cubierta doble -de las que se abren tipo libro- me puede, y seguramente mi amor por los discos de LZ se deba en parte a sus portadas. La del III, con una rueda giratoria que permite ir mostrando diversas imágenes ocultas; la del doble Physical Graffitti (1975),  con aquella fachada y sus inquietantes ventanas; o la de In through the out door (1979),  que muestra una taberna y venía envuelta como en una bolsa de papel marrón, de esas que se utilizan en USA para esconder el alcohol.

Ballads & Blues. Aunque Zeppelin son un grupo de hard rock y los riffs que abren muchas de sus canciones son legendarios, la influencia del blues en su música es tremenda. Especialmente en sus inicios, grabaron un montón de temas maravillosos, que no me canso de escuchar a pesar de que no soy un gran amante del blues. Será porque su blues suena distinto. En el post 3/10 aposté por Since I’ve been loving you (del III), pero el material que encuentras en su disco debut (LZ I, de 1969) es absolutamente demoledor. Fijándome en los créditos hace años, leí que algunos de ellos eran de Willie Dixon, quien luego supe que fue bajista y compositor para los mejores del género en Chicago y para Chess Records. De hecho, el blues de Zeppelin se camufla muchas veces en preciosas baladas de tono acústico y con crescendos estremecedores. En cualquiera de sus discos encontraras buenos ejemplos, pero posiblemente ninguno como el citado debut, seguramente el tercero en mi podio de álbumes zeppelinescos. Escucha Babe I’m gonna leave you, You shook me o Dazed and Confused y quédate helado.

El sonido. Escribía más arriba que un gran grupo necesita imagen, canciones y química. Todo eso lo tenían. Pero también resulta indispensable crear la atmósfera sonora adecuada para cada canción y cada disco. Y Led Zeppelin lo hicieron como nadie. Tal vez porque Jimmy Page y John Paul Jones, aparte de músicos de sesión, eran productores y dominaban las técnicas de grabación como pocos en su época; la cuestión es que no hay un sólo disco de Zeppelin que tenga mal sonido, más bien diría que todos y cada uno de  ellos gozan del sonido que requerían. En ellos cada instrumento suena a la perfección. Puedes escuchar los dedos de Page deslizarse por el mastil, la voz de Plant tomando aire o jadeando antes o después de dejarse la piel en cada tono, el teclado de Jones apoyando con distintas sonoridades rítmicas a los dos anteriores, y las baquetas de Bonham golpeando los parches como si le fuese la vida en ello. De hecho, creo (y esto no no me he tomado la molestia de constatarlo, es pura impresión) que jamás ninguna batería en un disco de rock había sonado tan bien, tan potente y tan perfecta, hasta que John Bonham dejó su huella en las primeras grabaciones de Led Zeppelin.

9 Comments

  1. Chapeau! Un resumen genial. Me quedó incluso con tus recomendaciones sobre por donde empezar, el IV es el más digerible de todos.
    Lo mio con Led Zeppelin fue amor a primera vista. Desde el I ya me di cuenta que me iban a gustar mucho.
    Felicidades por el resumen y este broche de oro.

  2. Excel·lent post final!. Desconeixia que Phil Collins hagues tocat amb ells, li diré a al meva dona (fan absoluta de Phil) que els nostres “herois” han compartit escenari 😉

    Jo vaig entrar via Whole lotta love, aquella força i bojeria psicodèlica em va captivar. Molt grans!

  3. Totalmente de acuerdo en eso de que cuando entras te parecen raros…

    Pero además de Blues, Folk y Rock, hay que decir que también juguetearon con el skiffle, el country y el reagge. No había límite estilístico para ellos.

    Mi preferida? Since I´ve been loving you

    Abraçada

  4. Evidentemente que estamos hablando de uno de los grupos definitivos de la historia, junto a Stones y Floyd. Comentas que las tres mas clásicas son el Whole, Rock y Stairway. Correcto para el resto de los mortales, pero los que estamos dentro del universo Zeppelin, tenemos un par mas que las situamos en lo mas alto, una es el tema Zeppelin por excelencia, y no es que lo diga solo yo, tben Percy (Plant, para el resto de los mortales) se ha encargado de comentar en mas de una vez que Kashmir es el tema que mejor define al grupo, y por otra parte, Pagey (Page para el resto de los mortales) tiene uno de sus momentos cumbres en el Achilles del Presence.

    Leo con estupor que descubriste a Zep en la actuación del Live Aid del 85 y que la actuación te pareció memorable. Nada que objetar pero precisamente no es una actuación de las mejores de Zep. Mas bien al contrario. Page iba colocadisimo, estamos hablando de una de sus peores etapas, y prácticamente ni se enteraba de donde estaba. Collins sera un extraordinario batería, pero el repertorio Zep le viene grande y no se encontraba nada cómodo. Plant y Jones hicieron lo posible para que aquello no fuera mas desastre del que ya fue.

    Mejor disco? ufff….. complicado pero tal como dije en su momento, LZ IV y el Physical.

    Mejor portada? ufff, pero volveremos a elegir el Physical. Aunque la del Itod se las trae con las 6 secuencias diferentes, y lo de la bolsa, no se si sabes va dedicada a The Clash, ya que habían comentado que cuando veian un disco de Zeppelin (en referencia a los viejos dinosaurios que representaban una época que querían cargarse) les entraban ganas de vomitar, y la respuesta de Plant y Page fue envolver el disco en la bolsa en una clara referencia a ellos..

    Ballad, blues, hard, folk……. no hay otro grupo en la historia que haya entrado en tantos y variados campos musicales. Ahí radica una de las grandes virtudes del grupo, y es que en todos los campos por los que se han movido han salido airosos, incluso con los aires brasileños del Fool in the rain del ITOD.

    Felix, no sigo, que puedo estar horas y horas hablando de Zep.

    Simplemente, junto con Stones y Floyd, lo mas grande que ha visto el Planeta Tierra.

    Se le saluda.

    Por cierto, una reivindicación a esa maravilla del Blues, llamada Tea for one, tema perteneciente a esa otra maravilla llamada Presence. Y vuelve a dar una escucha al Achilles.

    1. Perem, colega, lo tuyo más que un comentario parece un post. Se agradece. Sobre lo que comentas que comento, si lees bien, sobre el Live Aid digo “me pareció entonces memorable”. Ese “entonces” sierve para indicar que hoy no me lo parece, por supuesto. Supongo que por eso se negaron a que dicha actuación apareciera en el boxset de aquel Live Aid que apareció hace unos años.

      La anécdota de la bolsa de papel y The Clash la desconocía, gracias por la información.
      Sobre Achilles, es un tema que me sobrepasa, realmente nunca me ha entrado. De hecho, Presence me parece sin dudarlo su peor disco. Jamás lo tragado entero. Bueno, sucede con todos los grupos.

  5. Lo que más me asombra de los ZEPP es que siguen sonando tremendamente actuales. Te pones un disco y parece recién grabado. Incluso los primeros. Otro de sus grandes secretos. Los putos amos!! Abrazos.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s