Radio Radio!

Un final de temporada alucinante en lo que a conciertos se refiere: Tom Petty, The Cult, Bon Iver y Rancid. Poco más puedo pedir. Todos excepcionales, todas bandas clásicas ya. Y aunque mi última crónica pre-vacacional no pueda hacer justicia al bolazo de Rancid, bien merece la actuación unas líneas.

Me estrenaba con los de San Francisco, pues en 1996, cuando actuaron con Rage Against the Machine, me los perdí. Si mal no recuerdo, por una boda. Pocas cosas podrian ser peores que perderse aquel doble cartel con dos de las bandas del momento, pero una de ellas es perdérselo por una boda. En fin, obligación familiar que motivó mi cabreo durante semanas, pero pensé que en par de años lo remediaría. Bien, a RATM sí los vi en un Doctor Music Festival, y luego en otra visita posterior, pero Rancid dejarían pasar 16 años hasta su próxima visita, la del pasado lunes.

Sirva de idea mi adicción por Rancid que desde que en 1995 se publicó …And Out Come The Wolves creo que se ha convertido en mi disco de punk rock favorito de todos los tiempos. Ni el debut de los Pistols, ni el London Calling the The Clash, ni el de Demolition 23, ni el debut de New York Dolls, ni el It’s Alive de Ramones

Life Won’t Wait, Indestructible y Let’s Go son también discazos con material de primera (no así el oscuro y hardcoreta Rancid), aunque su último hasta la fecha, Let the Dominoes Fall, que en 2009 señalé como mi favorito del año, me sigue pareciendo aún otra obra maestra. De hecho Rancid tienen tantos elementos a su favor que parece increíble que aún existan grupos así: la voz y carisma de Tim Armstrong (por cierto, vaya cambio físico, irreconocible si piensas en su imagen hace quince años), al más puro estilo Joe Strummer; la imparable fuerza de Lars Fredericksen, guitarra y voz siempre atento por si el líder falla (y hace diez años, fallaba bastante en escena)… algo así como Billy Duffy en The Cult; Matt Freeman, co-fundador del grupo y autor de algunas de las mejores líneas de bajo que se puedan escuchar en un disco de rock; y sobre todo… CANCIONES, repletas de GUITARRAS, MELODÍAS, y COROS impactantes. Todo HIMNOS. Como muestra, el setlist de esta gira de 20 años, que en Barcelona fue tremendo, sólo eché en falta alguna más de Dominoes (¿LA River?).

Hasta mis hijos ya berrean las canciones del grupo, así que en un arrebato decidí que los llevaría. Y así fue,  acudimos juntos a ver nuestro primer bolo de Rancid. Si viste al chaval pequeño con camiseta de Kiss, pues ése es uno. Un estreno duro, en sala acalorada y abarrotada, que lo dejó un poco pasmado al principio, pero estos días lo recuerda con agrado. Para recuerdo, el inicio: Radio Radio. Qué vuelvan pronto: tengo ganas de corearla otra vez.

 

3 Comments

  1. Da gusto asistir a conciertos en los que tanto los que están en el escenario, como los que estamos abajo (en tu caso arriba, jajaja), nos dejamos la piel y disfrutamos tanto, a pesar del calor inhumano que se genera en Hellmatazz.

    Pensando en el show del lunes me han venido muchos recuerdos de cuando los vi en el 96 en Festimad, y bien, aunque han transcurrido ya 16 años, reconozco que compartí sensaciones similares. Un concierto a un ritmo trepidante, de esos divertidos, en el que miras a tu alrededor y todo el mundo está disfrutando feliz, y encima estaba con dos de mis mejores amigos, bailando, bebiendo, riendo y haciendo el mono, exactamente igual que cuando los vi con casi 20 años.

    Una noche para recordar, un placer haberte visto, y un gran debut concierteril el de tu hijo.

    Abrazal!

  2. El de Madrid fue una pasada. No acababa tan empapado de sudor desde 1997! Buen rollo, pogo enorme, todos pasándolo bien, Rancid disfrutando y tocando realmente bien, en una sala de las buenas (no una macro sala de esas que no te enteras de nada), fue el concierto perfecto, largo, todos los temazos, y más temazos, si es que todo son temazos con Rancid! Pero discrepo contigo en una cosa: Rancid (2000) es un discazo, se escucha del tirón, una canción tras otra sin respiro, y además tiene una excelente aportación de Freeman cantando. Uno de mis favoritos, aunque son todos tan buenos que decir que uno es mejor que otro es imposible!

  3. No pude ir y todavía estoy jodido. Y más cuando no hago más que leer y escuchar que fue un conciertazo. En fin, a todo no se puede..Abrazos Félix!!!!!!

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s