Algo de AOR

Cuando llega el verano aprovecho para poner orden a mi discografía. Estantes repletos de CD’s y vinilos que durante el año se van amontonando sin apenas tiempo de clasificar y, en algunos casos, escuchar a fondo. Y encima con la necesidad de ganar espacio. No es que con los vinilos se pueda hacer mucho si uno no piensa deshacerse de ellos, pero con los compactos la solución es fácil: tirar montones de cajas de plástico de CDs y sustituirlas por fundas ultraplanas.

Total, que en medio del fregao, he dado con un par de incunables del AOR que tenía olvidados. El primero es de sobras conocido: The Final Countdown (1986) de Europe. El disco apareció prácticamente al mismo tiempo que el Slippery When Wet de Bon Jovi, y que levante la mano quien por aquella época no flipó con ambos. Aunque la sobreexposición al Nah-Nah-Nah-Naahh llegó a cansarnos, no es faltar a la verdad afirmar que además del tema título, Final Countdown tiene muy buenas canciones: Rock the night, Cherokee, On the loose y la necesaria balada Carrie. Escuchandolo tras años en el olvido, aún lo he disfrutado. En octubre y noviembre estarán girando por el viejo continente, sin parada en España esta vez. Aún recuerdo la última (o eso creo), actuaron el 23.01.2010 en Razzmatazz y no acudí porque en la sala contigua teníamos a Dropkick Murphy’s, pero tras las cervezas de rigor en Rocksound coincidí con el momento de salida de Joey Tempest de la sala, con un montón de fans esperando autógrafo y foto. En el post, está el video del momento.

 
El otro es más desconocido, y sólo los amantes del AOR de la época (ese estilo de grandes melodías para llenar estadios con guitarras rockeras) se acordaran: Trouble or Nothing (1988) de la neoyorkina Robin Beck. Con la colaboración entre otros del afamado productor y compositor de hits Desmond Child y del Kiss Paul Stanley, el álbum contenía algunos éxitos de relumbrón como Hide your Heart (que también interpretó Bonnie Tyler y grabaron para sí Kiss en Revenge), Save up all your tears, Don’t loose any sleep y First Time, canción popularizada gracias a un anuncio de Coca-Cola. Después de eso, casi nada. La chica sigue metida en el mundo del rock, ha grabado algunos discos más sin mayor pena ni gloria y, como dato amarillo, se casó con el cantante de los House of Lords, James Christian. Curiosidades de la vida, en la página de Christian veo que Robin Beck hará un mini tour centro-europeo el próximo octubre. Aunque no me desplacaré a verla, bien recomiendo desempolvar por unos dias este disco y disfrutar esos hits.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s