(Comentario a) El poptimismo contra el canon del rock

Un interesantísimo artículo sobre música y el snobismo rockero… que existe… y nos enorgullece. El texto es realmente bueno, conviene leerlo. Link al artículo d2 Xavi Sancho, en El Pais >> El poptimismo contra el canon del rock >> Muro de sonido >> Blogs Internacional EL PAÍS.

Lástima que algo que adjetiva y sustantiva con “rockismo” en lugar de “rockero” ya apunta por dónde va. Tiene razón al señalar la falta de objetividad de los escribas del rock; yo mismo flipo con que muchos discos de clásicos enseguida se ensalzen (los dos últimos de Dylan son buenos y punto, nada especiales; grupos actuales de rock 70’s -Rival Sons, los últimos que se me ocurren- salen a patadas con auténticas medianías y reciben alabanzas por la crítica más “classic rock”).

Pero de hecho la música es mejor sentirla y disfrutarla que analizarla fría y objetivamente. O no, ¡yo qué sé! Cada crítica o comentario que hacemos o leemos, incluso en blogs como éste, tiene algo de eso.

En todo caso, para qué engañarnos: de los Stones y los Beatles se hablará durante muchos siglos y de Pitbull o Carly Rae Jepsen, lo dudo. Y no es porque no puedan grabar alguna canción buena (hay música en los charts realmente buena, con producción tremenda: ¿Gotye, Rhianna o Adele, por ejemplo?). Sino porque la propia industria los quema. No les deja que tengan una carrera o, ya parten con la idea de pegar un pelotazo compositivamente estudiado y punto. O porque con una buena canción tampoco se va muy lejos si no se consigue trascender, influenciar, musical o socialmente hablando. Y además a Britnety Spears ya la estamos olvidando, porque a los pocos años está claro que el hype no llegó a aportar nada con poso.

 

Celebrity Death Match: rock vs. pop

2 Comments

  1. A pesar de que no le falta algo de razón, no estoy muy de acuerdo en casi nada. Que a los que nos dedicamos de alguna manera a la crítica musical desde una perspectiva más rockera tal vez nos sobra “ombliguismo” está claro. Pero de ahí a decir que habría que dedicar un sesudo artículo al fenómeno Camela por ejemplo -si no es simplemente una provocación del autor- va un mundo. Si algunos, entre los que me voy a incluir, tal vez estamos más pendientes del pasado que de lo que se hace ahora no creo que sea por esnobismo, sino porque la realidad es que el Rock comienza a ser una cosa del pasado y lo que tenemos disponible no colma nuestras expectativas. Es mi opinión personal, obviamente, y con esto no quiero decir que no haya buenas bandas actualmente, pero no veo que surjan unos nuevos Led Zeppelin cada semana; y ni siquiera hay que irse tan lejos, porque tampoco aparecen unos nuevos Pearl Jam o unos nuevos Jane’s Addiction. Eso sí, soy de los que piensan que hay que apoyar lo que tenemos, aunque sea algo como los Rival Sons que citas, una banda que tal vez no sea la quintaesencia del Rock pero que al menos parecen creer en lo que hacen, y eso es muy de agradecer en los tiempos que corren. Además me preocupa que se carguen las tintas casi exclusivamente en el público o la crítica netamente rockeros, porque en todas partes cuecen habas y está muy feo eso de señalar.
    Por lo demás estoy de acuerdo contigo en que la crítica musical demanda algo de subjetividad, que para hacer estudios sociológicos ya están precisamente los sociólogos. El típico crítico musical todo terreno de periódico, que lo mismo escribe un artículo sobre la muerte de Marife de Triana que una reseña del enésimo concierto de Springsteen, acaba aburriendo por insípido y aséptico, creo yo.
    Aunque además de crítica, en el mundo del Rock deberíamos también hacer autocrítica: resulta hasta indignante que personajes como por ejemplo Lemmy -cuya importancia dentro del Rock no discuto, que quede claro- hayan sido elevados a una categoría casi mística cuando en realidad nadie compra sus discos; que las entradas para cada gira de AC/DC se agoten en cuestión de minutos, aunque todos sepamos que no están ni de lejos en sus mejores momentos; o que pachangas como la “reunión” de The Sonics sean vistas poco menos que como el retorno del mesías. Son fenómenos que creo que antes no ocurrían, o al menos no en la misma proporción, y me parece preocupante cuando todos somos conscientes de que el apoyo popular a “lo nuestro” es cada vez menor incluso entre los “rockeros de pro”.
    No sé, tal vez nos estemos aferrando desesperadamente a un mundo que nunca va a volver, pero dado que dedicarse a esto de una manera semiprofesional como en mi caso da más disgustos que alegrías casi que prefiero disfrutar con lo que hago y respetarme a mí mismo. Y ya de paso aprovecho para felicitarte, porque gracias a algunos francotiradores como tú todo este tinglado no se nos ha venido abajo del todo todavía. Un saludo.

  2. Muy pero que muy de acuerdo en lo del crítico musical todoterreno. Con ellos en general me ocurre que cuando me gusta algo sé que a ellos no les va a gustar, y viceversa. En cualquier caso, gracias por tu extensísimo comentario. Saludos

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s