Live (IV): los putos setlists -2

Quireboys en BCN

Continuamos con el anterior post sobre repertorios. Y decía que una buena forma de aprender sobre setlists es acudiendo a conciertos y sentir en propia carne un bajón o un subidón ante una sucesión de canciones de nivel o deplorables, según las expectativas. También, resulta interesante, pillarte alguna de las copias del setlist que los artistas tienen sobre el escenario a modo de chuleta y llevártelas de recuerdo. La gracia, recuerdo aparte, estriba en comparar si han improvisado o no, vamos, si el guión escrito se ajustó a la ejecución final. Los Quireboys, metieron un par de canciones a medio concierto; Rocket from the Crypt creo que fueron fieles al papel.

Rocket from the Crypt BCN
Rocket from the Crypt BCN

La otra es  repasarte los setlists de los grupos y ver quiénes se lo curran y quienes van a piñon. Para ello, el lugar de referencia es Setlist.fm,  para repertorio-adictos. Y con estadísticas y todo.

Siguiendo con el ejemplo del anterior post, el rey es sin duda Bruce Springteen quien cada noche hace lo que quiere y cómo quiere. Su norma es ofrecer como mínimo 3 horas de actuación y con un repertorio que, de noche a noche, incluye al menos dos tercios de canciones nuevas. Lo hemos podido comprobar en cada una de sus giras, especialmente en las últimas, donce parece un chaval. Y estos dias, sin ir más lejos, está llevando sus repertorio a terrenos estratosféricos. El 26 de mayo interpretó en Munich completo el Born in the USA (según había anunciado la noche anterior) intercalado entre 18 canciones de otras épocas. Pero es que unos días antes, en Copenhague, se marcó en su lugar los 8 temas de Born to Run; y entre, ambos, también en Dinamarca, un setlist de 27 temas completamente diferente. Imagina lo que significa eso, contando que, por ejemplo, en 2012 o en 2009 rondó los 100 conciertos anuales, como solía hacer en los 70’s. En su carrera, ha interpretado ¡más de 200 veces más de 50 canciones! 

Sobre el Boss en gira, recomiendo una visualización, al estilo de la que comenté hace unos dias sobre los 50 años giras de los Rolling Stones, en la que se observa sus movimientos por Estados Unidos año tras año y con la información complementaria del numero de ventas conseguidas por cada uno de sus discos. Claramente en auge, a más conciertos y por más Estados, incremento de las ventas.

Y cambio de tercio. Vuelta a Iron Maiden, que acaban de empezar su gira 2013 en Bilbao presentando nuevamente -como el pasado año por Estados Unidos- su revival del Seventh Son of the Seventh Son (1988). El mismo setlist, noche tras noche; el mismo en 2012 que en 2013. Ni un cambio, ni siquiera de orden. ¿Apetece verlos 2 noches seguidas? Lo dudo incluso siendo un megafan. El repertorio es de infarto, y el espectáculo está asegurado. Pero no hay factor sorpresa. De 80 a 90 minutos, como han hecho a lo largo de toda su carrera, desde sus inicios. Como curiosidad, en setlist.fm hay una pestaña para cada artista que muestra el repertorio medio (los temas más recurrentes) de cada gira, average setlists explican, y mientras que en el caso del Boss elaborarlo es todo un galimatías por más automatizado que esté, en el caso de Maiden incluso la memoria RAM se debe oxidar por la falta de uso.

Residentes en Las Vegas

En cambio, otros con una carrera similar, en cuanto a éxito y longevidad, son Def Leppard, que también en un mes estarán en España junto a Whitesnake Europe tras unos 15 años sin pisar nuestros escenarios. Y si no nos traicionan, estarán celebrando los 25 años de Hysteria, para lo cual en sus últimas actuaciones americanas dieron buena cuenta de aquél imprescindible material, también completo, junto a una inusual variedad de clásicos al inicio de cada show, cada noche distintos. Cosas así:

13.04.13: On Through the Night / Mirror, Mirror (Look Into My Eyes) / Let It Go / Another Hit and Run / High & Dry (Saturday Night)  / Bringin’ on the Heartbreak / Switch 625  /*Hysteria al completo* / -Encore: Photograph / Rock of Ages

12.04.13: Good Morning Freedom  / Rock Brigade  / Slang  / Too Late for Love  / Rock On (David Essex cover) / When Love and Hate Collide  / Wasted  / Let’s Get Rocked  / + Hysteria + mismos bises

10.04.13:  Won’t Get Fooled Again (The Who cover) / Rock! Rock! (Till You Drop) / Action (Sweet cover) / Foolin’ / Let It Go / Mirror, Mirror (Look Into My Eyes) / Promises / Make Love Like a Man  / Wasted  / + Hyseria + mismos bises

06.04.13: Good Morning Freedom / Wasted / High & Dry (Saturday Night) / Another Hit and Run  / Too Late for Love / Slang / Promises  / Let’s Get Rocked  / + Hysteria + mismos bises.

Y podríamos seguir. Como se observa, tampoco hay que cambiar todo el repertorio como el loco de Springsteen cada noche. Con cambiar un 25% o incluso un 10%, muchos nos conformaríamos. O al menos, de una gira a la otra. Es cierto que todos queremos escuchar clásicos y se echarían en falta si no sonasen algunos temas mayúsculos cuando de un grupo consagrado se trata. Pero me gustaría que AC/DC introdujesen mayor variedad en su repertorio; o Aerosmith; o los Stones; o… Y  para mayor cabreo, lo peor es cuando sigues atentamente los setlists de Estados Unidos, bastante variados algunas veces, y que al llegar a Europa se transforman en el mismo material noche tras noche (un par de cambios no resulta demasiado inspirador) apto para el público masivo. Jaggers, Richards & Co. en la gira de Forty Licks, por poner un ejemplo.

Y al final, cuando siempre has defendido a muerte a unos grupos, pero sobre todo tienes claro que un grupo mayúsculo se defiende sólo sobre las tablas, y cuando sabes que cada noche será maravillosa pero querrías verlos dos y tres y cuatro y…. te das cuenta que la diferencia entre un gran banda/artista y una superlativa banda/artista está en cómo afrontan cada noche: como fans de su propia música, como amantes del rock y la emoción del directo, o simplemente como unos grandes profesionales que no cometerán un fallo aún a riesgo que la previsibilidad empañe una buena actuación. Para amantes de los setlists, especialmente si tienen ocasión de construir el suyo propio, aquí hay un post bastante certero acerca de cómo construir un repertorio efectivo.

Finalmente, el tema de los setlists tienen su importancia tangible en el material grabado. Como coleccionista que he sido de conciertos en vivo de varios de mis grupos favoritos, me desvivía por encontrar material en directo de una o diversas giras con material distinto. Los famosos bootlegs. Hace treinta años, los K7 piratas o algunos vinilos (el sello Swingin’ Pig obraba milagros en los 80’s), la mayoría con sonido de audiencia -o sea, nefasto- eran nuestra única salvación. Desde hace unos años, algunos grupos han entendido lo que significa regalar los oídos del fan con actuaciones diversas y son muchos quienes graban desde la propia mesa de mezclas y luego ponen a disposición, gratuitamente o previo pago. Pearl Jam lo han hecho en varias ocasiones y yo mismo tengo como una decena de conciertos de algunas de sus giras; e incluso los Rolling Stones también empezaron hace unos años lanzando de forma oficial material que muchos atesorábamos en versión pirata: Hampton 81, Brussels Affair 73, etc., Aunque en el caso de Jagger, seguro que no lo ha hecho por el fan, sino por la pasta.

Entre los gigantes en cuestión de directos, y bootlegs también, están pues Springsteen, y citaría sin dudarlo a Black Crowes, The Jayhawks, Bob Dylan, Phish, Neil Young, Pearl Jam o The Tragically Hip. Entre los grupos que deberían esmerarse, aunque ya estas alturas nadie lo espera, los citados Maiden, Aerosmith, AC/DC, The Cult, Tom Petty últimamente…

En fin, como ves, una diversión como cualquier otra esto de los repertorios. O una pérdida de tiempo, según como se mire. Demasiada tal vez, visto el tiempo que he dedicado a escribir los dos últimos posts.

setlists: black crowes, pearl jam, soundgarde, wombats...
setlists: black crowes, pearl jam, soundgarde, wombats…

6 Comments

  1. Interesantisimos tus dos post sobre setlists. Siempre he creido en la importancia de currarselos, en orden y contenido, y eso me llevo a no pocas discusiones en diversas bandas en las que toqué. Ahora me toca hacer un repertorio de versiones para el 5 de julio con mis Pocaféiners y tu post me ha hecho recordar lo importNte q es. Thanks Rocks

  2. Cuando no disponíamos de tanta información o no veíamos a las bandas tan a menudo, los set list tenían menos importancia…..eso si, a todos nos gustaba que estuvieran llenos de clásicos y alguna sorpresa….saludos.

  3. ¡No es ninguna pérdida de tiempo! Yo, como sabes, soy fan del mundo set list. Añade a la última lista a Grateful Dead, por ejemplo.
    Me sorprenden los sets de Def Leppard, yme hacen ver con mejores ojos su actuación en Barcelona. Ojalá hubieran empezado con Rock brigade, o Rock rock! til you drop. Bien por ellos.

    ¡Saludos!

    1. Yo en cambio nunca he sido muy fan de los Dead, pero sí es cierto que entre los clásicos crearon escuela con los setlist, como Dylan.
      Sobre Lepp en BCN, buena elección la tuya: Brigade y Rock Rock. Y suma algunas más de High’n’Dry

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s