Canciones en el olvido (III): Neil Young

Tras las dos primeras entregas dedicadas a Iron Maiden y los Rolling Stones, pretendía continuar con AC/DC, los Beatles y los Ramones esta serie de re-descubrimientos de canciones memorables no especialmente conocidas salvo por fans de los artistas en cuestión. Pero, ¡oh!, maravillas de Spotify, ninguna de las citadas bandas tiene catálogo completo ahí. Así que he optado por otro gran clásico: el canadiense, padrino del grunge y otros apelativos más, Neil Young.

Con Neil Young ocurre que cada uno de sus discos tiene siempre al menos una gran canción. Puede estar oculta entre otras más conocidas si se trata de uno de sus clásicos álbumes o puede ser esa rara maravilla que valida cualquier disco de tecno, rockabilly o de simple americana de segundo nivel entre tan brillante discografía.

Empecé a seleccionar por el final, es decir, por el material de los últimos 15-20 años aproximadamente, que es muchísimo pues el viejo Neil está publicando prácticamente cada año. Y recuperé pequeños tesoros como Quit-Don’t say you love me (de Are You Passionate, 2002, el disco grabado con Booker T & The MG’s), Families  (de Living in war, 2006), la oda a su primera gran banda, Buffalo Springfield again (del pausado Silver and gold, 2000) o This Town (de Broken arrow, 1996), I’m the ocean, del fantástico disco que grabón con Pearl Jam como banda de acompañamiento y del que hoy apenas nadie se acuerda: Mirrorball (1995). Y finalmente del disco homenaje al icono grunge Kurt Cobain, Sleeps with angels (1994), que en su momento la crítica dejó por las nubes y ya entonces, pero aún ahora, me sigue pareciendo un trabajo pero que muy sobrevalorado… salvo Driveby.

Y luego me acordé de sus obras maestras, repletas de material de primera, y entre los cuales algunos de mis temas favoritos de Neil Young: Trasher (de Rust never sleeps, 1978); Tired eyes y Come on baby let’s go Downton (de Tonight’s the night, 1977; el segundo, fue originalmente grabado por Crazy Horse para su disco en solitario de debut); Winterlong, temazo de finales de los 70’s publicado en el recopilatorio Decade; Till the morning comes (de After the goldrush, 1970). Y para acabar, de mi disco preferido, Ragged Glory (1991), Country home y Over and over, temas de más de siete minutos de los que Young apenas se acuerda; de hecho Country home era un viejo tema compuesto en los años 70, así que ya ves, más de una década tardó el rocker en grabarla.

 

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s