La canción más sexy del año (2)

Hace unas semanas estaba convencido que Sat by the Ocean, del nuevo disco de Queens of the Stone Age, era la canción más sexy del año. Esa melodía a steel guitar, el falsete de Josh Homme… Pero no. O tal vez no. Creo que rivaliza sin duda con este superhit de Robin Thicke, Blurred Lines, que me tiene pilladísimo.

 

 

Y para qué negarlo, aparte de la canción, el video es de infarto. Recuerda a los buenos tiempos del desaparecido Robert Palmer, que despuntó en la aventura audiovisual con aquel Simply Irresistible de sonido AOR, tan propio de los 80’s.

 

 

Me doy cuenta ahora en este video de Robert Palmer que a la chica del solo guitarrero no la muestran completa. ¿Será que ninguna de las supermodelos empuña tan bien el mástil como la solista?

 

Volviendo a la canción de Thicke, con el éxito se ha armado un buen follón. Resulta que los heredederos del mítico cantante soul Marvin Gaye y la compañia que tiene sus derechos y los de Funkadelic, Bridgeport Music, acusaron a Thicke de plagio y le reclamaron unos royalties (aquí, un ex colaborador de Gaye explica los motivos y las diferencias musicales entre ambos y las polémicas canciones). Pero ni corto ni perezoso el propio Thicke acudió a los tribunales a impedir que la demanda prosperase, reclamando el reconocimiento judicial de su derecho sobre Blurred Lines en detrimento de los de los herederos de la música de Gaye. Ya se sabe, donde se huele pasta…

 

Soul Kombat: Gaye vs. Thicke

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s