En memoria de Lou Reed

Lou Reed
Whats up, baby?

Si me lees habitualmente ya sabes que no suelo comentar las defunciones de artistas, músicos o actores. Ya se habla de ello en muchos medios y blogs, así que no me suelo sumar a la fiesta. Creo haber recordado por escrito sólo a un par de mitos cuando murieron: Joey Ramone (tengo que recuperar ese texto, lo escribí entre lágrimas y cuando en lugar de wordpress utilizaba LiveJournal… hace una década) y Paul Newman. Y tal vez algo sobre Ronnie James Dio, por el que no sentía lo mismo que por los dos anteriormente mencionados, pero le reconozco la categoría de icono del metal.

Y he pensado que Lou Reed merecía también algunas líneas por mi parte, siendo mi relación con él también un poco distante (me gustan de manera desigual discos y canciones suyas), aunque reverencial. Y voy a hacerlo a través de 5 recuerdos de los últimos dias.

 

1. El domingo por la tarde, en plena fiesta de cumpleaños infantil, chequeo twitter y leo que Lou Reed ha muerto a los 71 años tras una operación de transplante de hígado. Sorpresa, incredulidad. Escribo un tuit con mi primer sentimiento y RT algunos de los primeros artistas -de estilos variados dentro del rock- que han hecho lo propio al enterarse de la noticia: Lloyd Cole (ex Conmotions), The Gaslight Anthem y Eric Avery (Jane’s Addiction).

 

 

2. Tras dejar twitter, al instante me viene a la cabeza, cómo no, que éste hombre con cara de pocos amigos compuso esa obra de arte que te invita al lado salvaje de la ciudad con el buen rollo de Walk on the Wildside. Mi grupo, Wildside, no tomó el nombre de ahí (sino de Wildside de Motley Crue), aunque nos lo preguntaban en todas las entrevistas.

 

3. Y al anochecer, ese domingo 27/10, durante el momento de recogida tras la fiesta, y antes de otra pseudo-fiesta tribal, pongo el mítico directo de Lou Rock’n’roll animal, donde está la mejor interpretación de Sweet Jane habida y por haber. 7’48” que empiezan con intro guitarrera para dar paso a la entrada en escena de Reed mientras suena el rockero riff de la canción. Siempre he asociado ésta con Layla de Derek and the Dominoes (el grupo de Eric Clapton y Duane Allman), sólo que la última empieza ya en clave rock y los minutos finales son de relax, casi al revés que Jane. Pero 7 minutos largos de historia en cualquier caso.

 

 

4. Recuerdo haber visto en directo a Lou Reed en 3 ocasiones. La primera en el Palau de la Música de Barcelona en 1992, gira de presentación de Magic & Loss, disco bueno pero deprimente. Gran concierto. Luego en unas fiestas de la Merçè, donde tocó gratis en la plaza  de la Catedral ante tanta gente que apenas vimos algo desde lejos y aguantando media hora. Agobio. Y la tercera, hará una década, en Razzmatazz, presentando alguno (no sé cual) de sus intrascendentes últimos discos.

 

5. New York. Lou Reed es New York. Y el disco homónimo que publicó en 1988 es espectacular, mi favorito probablemente, más que el mítico Transformer. Magnético de la primera a la última.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s