Fred & Jo como síntoma

 

El estúpido de Maradona, que nunca fue tan bueno como tantos creen, ha reinventado el “Brasil, decíme que se siente”, himno oficioso de los argentinos en este Mundial. Tras el escandaloso 1-7 de ayer que Alemania le endosó a la anfitriona, el Pelusa se ha despachado con sorna, con un “Brasil, decíme que se ‘siete’”.

Sabe mal que cuando las gentes de un país tienen depositadas sus esperanzas de vida en su selección, ésta defraude hasta extremos insospechados y la ilusión colectiva se torne en decepción personal y generalizada. Un país que ha llegó a su Mundial a trancas y barrancas, con los estadios sin acabar, con una crisis política importante (empiezan a percibir que se acrecienta de nuevo la desigualdad tras la última década milagrosa protagonizada por Lula. Auge y caída.), decide olvidarse de todo desde el momento en que, al inicio de cada partido, se canta a capella el himno brasileño y durante los 120 minutos restantes del match, que es lo que le han durado a la canarinha sus enfrentamientos en su Mundial.

Pero dicho esto, hasta los brasileños menos forofos se han desconectado de su selección tras la penosa imagen ofrecida. Y no por el 1-7 ante Alemania, sino desde casi el minuto 1 de este Mundial. A Croacia los venció el árbitro, a Chile Julio César en los penaltis, a Colombia Hulk. Con Mexico no pudieron. No recuerdo ni veinte minutos de buen fútbol por parte de la selección a la que tradicionalmente todos hemos amado por su vistosidad y su alegría con la pelota. El honor de Pelé, Garrincha, Zico, Socrates, Romario o Ronaldo pisoteado por un equipo gris con menos fútbol colectivo que todos y cada uno de los rivales con los que se ha enfrentado este mes. Con una buena defensa, un flojo medio campo y un pésimo ataque, Brasil se queda en la cuneta por traicionar su fútbol.

Que el mejor del equipo haya sido Thiago Silva, un central, lo dice todo. Que los dos goles que dieron el pase a semifinales frente a Colombia fueran obra de Silva y David Luiz, los centrales, también habla por si solo. Que Hulk, que tiene fuerza pero no clase, haya destacado más que Luiz Gustavo o Paulinho o Oscar (qué pésimo campeonato del gran jugador del Chelsea) deprime bastante. Neymar ha hecho lo que ha podido, aunque en su enfrentamiento contra Colombia me ha quedado claro que James Rodriguez es infinitamente mejor que el popular brasileño. Pero lo que no tiene pase es que los dos únicos delanteros natos de una selección brasileña sean gente como Fred (el malo) y Jo (el peor). ¡Qué bochorno lo de este último en los minutos jugados! Incluso el sobrevalorado Diego Costa les da un repaso a los dos juntos. Llama la atención que ambos son los dos únicos jugadores de campo de todo el equipo que siguen en la liga brasileña, mientras que el resto pisa todo el año los estadios europeos. O más bien resulta lógico. No sé. Fred & Jo como síntoma. Con este plan, hubiese sido del todo injusto que hubiesen llegado a la final y la ganasen. Así que esta vez, me alegro.

Dicho lo cual, Brasil no es el único bluff de este Mundial. Descontando a España, que se adivinaba que esta vez no pasaría de cuartos (aunque no que no llegase a ellos), la eliminación de Italia e Inglaterra también cayó como un jarro de agua fría tras el buen partido que disputaron ambos en su debut. Pero no hicieron más méritos que esos. Ni Uruguay, otro equipazo apeado. Ni Francia. Los grandes, han defraudado. Porque tal vez esta noche pase Argentina a la final, pero sería otro insulto al fútbol. Víctorias por la mínima y apurando el crono, apenas algún destello de calidad de Messi o DiMaria, pero poco más.

La verdad es que he disfrutado más con Argelia, con Chile, con Costa Rica, con  Bélgica, con Colombia, con ¡Estados Unidos!, que con cualquiera de los grandes. De éstos últimos, sólo han despertado mi admiración Alemania (donde un tipo de la clase de Özil ha sido el más flojo) y Holanda (en la que el jugador del Bayern Robben merece un monumento). Al menos, si la final es entre germanos y sus primos, cualquiera de los dos será digno merecedor del título mundial.

 

3 Comments

  1. Sí a casi todo, menos a lo de que Maradona no era tan bueno. O estabas de vacaciones en el 82 en algún remoto lugar sin tv, o te vence el alzheimer, Félix. Porque repasar los vídeos de Maradona en Sarriá contra Gentile (uno que debería estar de por vida en chirona por ese partido) supone descubrir la diferencia abismal entre los Messi, Neyma o CR7 y aquel monstruo. Corría, peleaba, sufría, y encima con una clase y una velocidad asombrosas. Si no hay suficiente, coge el mundial de México y, si qutas los dos goles contra Inglaterra, los dos siguientes mejores son también de Maradona contra Bélgica (creo que eran los belgas) dos obras de arte.Descontando a DiStefano, que no lo vi, y a Pelé, que tampoco mucho, Maradona es el más grande. Estúpido. Pero inmenso. Y por cierto, Mascherano está para que le hagan un monumento en la plaza del Obelisco.

  2. Pues lo cierto es que el Mundial 82 de Maradona no lo guardo en la memoria. El de Mexico sí. Y tuvo algunos grandes (grandísimos momentos), pero eso es todo. Jamás he creído que tuviese la clase de, por ejemplo Zico o Zidane, por poner dos Z’s. Messi será el mejor jugador argentino de la historia si vuelve a hacer un par de temporadas como las de la época de Guardiola.

  3. Zico y Zidane tenían clase, si con ello te refieres a elegancia e inteligencia para hacer jugar a los otros, a devolver melones como pelotas de espuma. Lástima que Zidane perdió çél solito su mundial. Y Zico, que lideraba la mejor selección que yo haya visto (Brasil’82, juntio a Junior, Socrates, Toninho Cerezo, Falcao, Eeder…. falló en Sarrià con Italia. Pero Maradona fue el mejor de los suyos aquel mundial pese a Menotti, y el siguiente lo ganó ékl solito. Yo sigo creyendo en Maradona como la fe verdadera. Y entre sus ángeles tb están Zidane, Zico, y Cruyff, y Platini.. Messi lo estará si no se tuerce (que va torcido, auqnue esta semana igual hasta gana un mundial) y CR7 no lo estará nunca, pese a sus abdominales. Antes iba Raúl. O no?
    Por cierto, cuando tengas 10′ mirate esto: http://www.jotdown.es/2011/10/brasil-82-el-futbol-que-cayo-del-cielo/

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s