Observa, revisa, crea: el nuevo proceso creativo

[Publicado originalmente en la web de RedClash, 28.09.14]

El consultor de redes sociales David Soler se hacía eco en LinkedIn de un post de Genís Roca, director de la consultora Roca Salvatella y uno de los mayores expertos del país en internet y los negocios digitales, a propósito de los cambios en el acceso a la cultura digital.

En él, Roca explicaba que “con lo digital la audiencia abandona su rol de mero espectador y toquetea la obra, aunque su autor no quiera (…). Ya hay quien cuenta con ello. Crea sabiendo que su obra será modificada, y eso revoluciona todo el proceso creativo”. Y resumía así: “Hay un nuevo tipo de artista que considera que lo mejor que le puede pasar a su obra es que la manipules y la distribuyas”. Y más allá de eso, lo que le interesa a Roca, según sus palabras, “es como esos nuevos artistas más colaborativos idean nuevos modelos de financiación de sus proyectos, de distribución de su obra y de interacción con sus audiencias, al margen de los circuitos ortodoxos ya que éstos sólo funcionan para lo masivo”.

La anterior reflexión, que con permiso del autor puedo hacer mía sin problemas, me hizo pensar en dos artistas a los que he descubirto recientemente: Catarata y Oriol Rosell.

Catarata es un dúo surgido de la unión del guitarra de Standstill Piti Elvira y el MC Elphomega, músicos de escenas  y ciudades distintas (Barcelona y Málaga; post-rock y hip hop) que allá por el 2011 deciden aunar talento y crear algo nuevo, y que finalmente, tras el Verkami correspondiente, se materializa en un disco editado en 2013 por su propio sello, Navaja Suiza. Dos personalidades y dos trayectorias en principio ajenas, que se alejan de su rincón musical para encontrar un camino propio donde  pop, folk, rock y hip hop se entremezclan de la forma más natural. El pasado viernes, en el Auditori Can Roig i Torres de Santa Coloma de Gramanet  parecieron apuntar además su predisposición a abrir este material para que otros puedan remezclarlos.

El otro caso que quería mencionar es el de Oriol Rosell. Periodista y activista de la escena hardcore barcelonesa, que se coló en el cartel del Festival Hoteler, el mejor espacio Off del Mercat de Musica Viva de Viva (MMVV), para marcarse un concierto en solitario de hardcore industrial respaldado únicamente por los sonidos provenientes de un MAC i un Ipad. Según me contó tras el show, su faceta de artista en solitario es actualmente sólo un divertimento, pero en realidad adivinas que supone una gran presentación promocional del producto que comercializa su compañía, Conductr: una app para controlar el software de Ableton Live desde un Ipad. Hablamos de música pero, sobre todo todo, aquí el valor parte de un software preexistente que sirve de base al desarrollo de un nuevo producto.

Volviendo a la idea de la reflexión de Genís Roca que inspiraba esta entrada, la cultura audiovisual está cambiando de una forma antes no imaginada gracias al talento innovador, la apertura mental y la transgresión y derribo de fronteras.  Apoyémos pues nuevas formas de creación, porque su ejemplo sirve  de mucho a la causa de la viabilidad artística.

 

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s