Electric River, The Faith & Patience (2014)

The Faith & Patience es uno de mis discos favoritos del año, posiblemente mi preferido del 2014. Lo tiene todo. Como destacaban algunas críticas de revistas rockeras extranjeras, Electric River tienen gancho, grandes canciones y mucho futuro. Un grupo de rock para estadios. Cuatro chicos de la periferia londinense que apuntan a la nuca de Gaslight Anthem (y esto lo digo yo). Y puede que acierten, pues si en disco son buenos, en directo se salen, con mucho mejor directo que los americanos.

Los descubrí en agosto en Londres. Actuaban Dictators NYC en el Garage de Highbury, los Dictators de siempre pero sin Andy Shernoff (ni Scott Kemper, al que sustituía Daniel Rey) y teloneaban un par de grupos de los que jamás había oído hablar. Unas horas antes del show decidí escuchar algo en streaming de los dos teloneros. De los primeros ni me acuerdo, un trío punk de los 80’s del montón  que de vez en cuando siguen abriendo para alguien. Pero lo de Electric River me alertó y me planté en el norte de Londres puntual casi al abrir las puertas de la sala. Electric River eran los segundos y salieron a comerse el mundo. Un sonido brutal y una actitud de vamos-a-rockear-como-nadie-esta-noche; palabras mayores, teniendo después a un amo de la escena como Manitoba y unos Dictators que según dijeron no habían vuelto a actuar en Londres ¡¡¡desde 1976!!!, cuando abrieron para Damned.

Salieron con Calling Out, la que da inicio a su disco de debut, y durante los siguientes 40 minutos arrasaron. Rock incendiario, con himnos y melodías expansivos, con un sonido que combina guitarras, bajo y batería con las mejores influencias de los mencionados Gaslight Anthem o The Killers o incluso, por la voz tal vez, los Pearl Jam de corte más clásico; pero también de los U2 de sus inicios y del Springsteen más guitarrero. Y en directo son lo que aparentan: un gran grupo de rock, con un frontman, apodado Sponge, bajista y cantante abrasivo; dos guitarristas con mirada y poses desafiantes como son Chris Aldis y Will Whisson, y una contudente batería a cargo de Alex Mayland. 

“La Fe y la Paciencia” son 12 singles en potencia, donde aparte de la citada Calling Out, podrían elegirse las otras once para cerrar la noche de cualquier gran festival: Happy, Queen of Hearts, Leap of Faith, su primer single In Your Name, WatersongKeep the Engine Burning o la que me enciende por encima de las otras, Hold your Nerve. Calidad y comercialidad en un grupo de rock que debería hacerse grandísimos en los próximos años.

 

 

 

 

 

 

2 Comments

  1. Si se miran en el espejo de Gaslight Anthem o The Killers, definitivamente no son “my cup of tea”, jejeje. Gustos musicales a parte, cada rockero es un mundo … ¿Electric River? ¿En serio? ¿No podían escoger un nombre menos sobado? La falta de originalidad de las bandas a la hora escoger el nombre es digna de estudio. En los últimos años han surgido docenas de bandas con las palabras “dirty”, “delta”, “electric” o “saints” en su nombre!

    1. No te gustan los Gaslight Anthem? Sammy, que te veo perdido! jaja! Escúchalos bien a estos.
      En cuanto a lo de los nombres, sí tienes razón: yo me saturé con los Dirty… Dirt River Radio, Dirty Sweet, Dirty York… aunque todos muy buenos.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s