Nostalgia y orgullo

Hace 20 años empecé a escribir para Popular1, donde conocí a Richard Royuela y Jordi Meya, entre otros grandes, que se habían incorporado a la plantilla de redactores poco antes. Richard y Jordi, o Jordi y Richard, sabían más que nadie de música y conocían la escena underground americana como pocos entonces. Gracias a ellos descubrí a Redd Kross y a una de mis bandas favoritas desde aquel mismo instante, Social Distortion. Quién hubiese dicho en aquel 1994 que en 2014 aún seguiríamos en contacto gracias al mundillo del rock en nuestra ciudad.

Pareja inseparable, actualmente Jordi Meya edita y dirige la revista de rock (adjetiva como quieras) Rockzone junto a Richard, quien, a su vez, también co-dirige (junto a Sara) la promotora y agencia de management Background Noise. De entonces a ahora, veinte años promoviendo la música rock y a sus protagonistas, durante los cuales estuvieron ambos una buena temporada al frente de la franquicia española del desaparecido magazine francés Rocksound y, creo que sólo Richard, en la distribuidora K Industria Cultural. Entre otras cosas, supongo.

Pues este mes celebran 10 años de su revista Rockzone, una referencia de la escena española y un hito tal como estan las cosas, y lo festejaron con una fiesta en Rocksound (también nombre de la sala más rockera de Barcelona), en la que pinchaban amigos y conocidos de la escena como Toi Brownstone, Oscar Fernandez (Ofersan)  e incluso el músico Danko Jones, colabodor habitual de la revista.

Fiesta entrañable pues, como era previsible, nos reunimos allí gente habitual de la cada vez más pequeña comunidad rockera de BCN, entre los cuales gente de Mondo Sonoro o  Ruta66 y colaboradores diversos de todos ellos (el free-lancismo está a la orden), como los fotógrafos Xavi Mercadé y Carles Rodriguez, al último de los cuales conocí también en el Popu, igual que a Jorge Ortega de Ruta66. A Joan s.Luna también de por aquella época, cuando había empezado a colaborar en algun fanzine y en la revista que editaba Discos Castelló. Entonces Luna era heavy, antes de volverse emo. Y al infalible Toni Casternado, siempre con criterio certero.

Y reencontré a otros conocidos, uno de los cuales me recordó los viejos tiempos en los que Marc Bassols y servidor nos lanzamos a la aventura de editar nuestra propia revista musical mensual, Rocks Musiczine, que distribuimos durante un par de años en Madrid y Barcelona con un esfuerzo titánico. Durante aquella época se acercaron diversos chavales con ganas de escribir en nuestro magazine. Y todos ellos, han conseguido ser actualmente auténticos referentes en el sector musical/audiovisual/cultural. ¿Te suenan? Octavio BotanaMilo Krmpotic, Andreu Cunill, Albert Juncosa, Hugo de Cominges, Robert Aniento, Dani Resines, Jaume Muñoz y alguno más. Aunque todos ellos valen por si mismos y seguro que hubiesen llegado a cotas parecidas, me siento orgulloso de pensar que fuimos cantera, aunque nuestro producto no trascendiese, y ahí queda una parte de mi contribución al sector cultural.

 

1 Comment

  1. Aviso: este tema de WP sólo permite de momento realizar y visualizar los comentarios en el lateral, como éste. Si quieres comentar el post, dale al “+” que aparece a la derecha junto a cada párrafo.

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s